Search
miércoles 1 diciembre 2021
  • :
  • :
Ultimas actualizaciones

Recientes investigaciones sugieren el descubrimiento de una nueva fuerza fundamental del universo que podría revolucionar la física moderna

Pixabay

Por RT

Pruebas con el Gran Colisionador de Hadrones han llevado a los científicos a estimar la existencia de una fuerza hasta ahora desconocida que afecta la manera en la que los cuarks se transforman en otras partículas.

Los datos obtenidos durante una serie de pruebas realizadas en el Gran Colisionador de Hadrones, publicados en marzo del 2021, sugirieron la posibilidad de la existencia de una nueva fuerza fundamental de la naturaleza, poniendo en entredicho los principios básicos del modelo estándar, la teoría más aceptada que describe todo lo que sabemos sobre la materia física que compone el mundo que nos rodea.

En este contexto, los resultados de nuevos experimentos, aún no validados por pares y publicados recientemente por la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN, por sus siglas en francés), aportan nueva evidencia que ampara las hipótesis planteadas por la publicación de principios de año, al hallar pruebas que sugieren la existencia de nuevas partículas y fuerzas fundamentales que rigen el universo, lo que podría revolucionar la física moderna.

El modelo estándar, que describe todas las partículas hasta ahora conocidas que componen el universo, contempla tres de las cuatro fuerzas fundamentales: la fuerza electromagnética y las fuerzas fuerte y débil.

Sin embargo, esta teoría deja de lado la fuerza de la gravedad y falla al explicar la formación de la materia oscura, que, según la astronomía, es el elemento más abundante del universo, y cómo esta sobrevivió durante el Big Bang.

Considerando estas limitaciones del modelo estándar, los científicos han centrado su atención en el estudio de los cuarks de fondo, una de las seis partículas subatómicas conocidas, los cuales sobreviven una media de una trillonésima de segundo antes de transformarse o decaer en otras partículas.

La investigación publicada en marzo mostró que los cuarks de fondo se desintegran en electrones con una frecuencia un 15 % mayor en comparación con la desintegración en muones, mientras que los resultados obtenidos en la más reciente investigación sugieren que este porcentaje es aún mayor, elevándolo hasta un 30 %.

Los datos obtenidos podrían indicar la existencia de una nueva fuerza que tira de las partículas con distinta fuerza y que interfiere con la forma en la que los cuarks se descomponen.

“Aún queda camino por recorrer antes de que podamos afirmar con cierta certeza que realmente estamos viendo la influencia de una quinta fuerza de la naturaleza. (…) [sin embargo] es emocionante pensar que en los próximos meses o años podría abrirse una nueva ventana a los ingredientes más fundamentales de nuestro universo”, comentó Harry Cliff, coautor del estudio, publicado recientemente Organización Europea para la Investigación Nuclear.




Deja una respuesta

Deja un comentario