El Universo «podría ser una computadora de autoaprendizaje», afirma científico

Por Erick Sumoza  /  Ufo Spain

En los últimos años, las hipótesis que sugieren que el Universo es un ser pensante y consciente han tomado mucha fuerza. Ahora, un científico asegura que es una «computadora de autoaprendizaje».

¿El Universo es una computadora de autoaprendizaje? Así lo ha hecho entender Stephon Alexander, profesor de física de la Universidad de Brown.

Un estudio preliminar que ha sido revisado por sus colegas, fue realizado Alexander y varios colaboradores, donde se incluyen el tecnólogo Jaron Lanier y el físico Lee Smolin.

«Una computadora de autoaprendizaje»: El universo es más complejo de lo que creemos

Su idea es que el mundo físico, tal como lo conocemos, no es la única «realidad verdadera». Sino que es el resultado de muchas iteraciones del Universo, que intenta arreglar las leyes que no funcionan.

Según esto, nuestro Universo puede haber adquirido las características de muchos universos posibles. Eventualmente, se encontró en una configuración que estable y le permitió construirse de forma consciente. Como una computadora de autoaprendizaje.

Los expertos comparan este proceso con fallar y volver a intentarlo, como un video juego:

«Si tienes [vidas] infinitas, juegas, mueres, juegas, sigues jugando, mueres, pero puedes seguir jugando, ¿no? Creo que es algo así como la idea».

El Universo siempre puede seguir intentándolo. De esa forma, «aprende» de lo que funciona y lo que no mientras evoluciona. Dado que el universo no tiene un maestro, pero sigue aprendiendo lecciones mientras avanza, los investigadores la llaman «una computadora de autoaprendizaje».

Para Alexander, esto es posible ya que existe una «meta-ley» que está desde hace mucho antes que las leyes de la física actuales. Esta contiene la capacidad de probar cosas y aprender.

Confusamente, la meta-ley es el Universo en sí mismo, al menos en ciertos aspectos.

El científico asegura que lo extraño, es que tanto hardware y software son lo mismo. La relatividad general y el modelo estándar surgieron después, cuando este encontró su estabilidad. Esta idea es comparada con la teoría de la evolución de Darwin.

«En biología, solía haber un problema de ¿Por qué estas especies?: ¿por qué existen los perros y los gatos mientras que los unicornios y los hombres lobo no?».

Un universo que evoluciona

Los expertos explican que Darwin introdujo un grupo de principios que gobiernan la vida en general y hacen posible entender cómo surgió una especie. Por ejemplo, la idea de que las especies nacen por los individuos que se adaptan bien a su entorno tiene más posibilidades de transmitir rasgos valiosos a sus descendientes.

Encontrar ese primer destello de esos principios subyacentes fue un logro único, pero no fue el final de la historia. Los expertos ya tienen 160 años completando los detalles, y aun no terminan.

Alexander y sus compañeros no afirman haber descubierto el equivalente físico de la evolución. Sin embargo, describen su contribución como «pequeños pasos» para una teoría completa. Para el experto, era importante proponer una visión formal de la teoría para ver si resiste el escrutinio de otros físicos teóricos y el trabajo empírico de los experimentalistas.

«Tenemos que comprometernos con algo para poder jugar y podemos intentar hacer algunos cálculos y explorar la ideas que van más allá de las fronteras tradicionales».

Sin duda, esta teoría cambia por completo todo lo que se conocía sobre el Universo y lo coloca como una forma de vida capaz de aprender. Cómo si se tratase de una computadora de autoaprendizaje.