Geoingeniería: La modificación artificial del tiempo es real

Por Xanadu / Ufo Spain

En la actualidad más de 50 países llevan a cabo actividades sobre modificación artificial del tiempo, cuyo estado se recoge en los informes periódicos realizados por el Comité de Expertos de la Organización Meteorológica Mundial.

Se abre otro horizonte que pretende hacer de los cielos del mundo algo «diferente». No es casualidad que Europa lleve el mismo ritmo que Asia, ya que expertos que velan por nuestros intereses señalan un posible causante que demuestra la similitud, que esta teniendo esta expansión en toda la humanidad.

En muchos lugares del mundo se perciben cambios extremos de temperatura, tanto en lo cálido como en el frio, o la presencia de lluvias fuera de temporada, además de sequías prolongadas, o también la descongelación paulatina de los polos.

Hace un tiempo comentamos un polémico aporte que venia a decir que, “desde hace tiempo nos están fumigando con Litio de forma intermitente desde la década de los 70”.

El propio compuesto se utilizó como un medicamento psiquiátrico durante décadas. Funciona mediante la alteración de los niveles de serotonina y norepinefrina. Las mismas, son secretadas por el sistema endocrino humano.

La agencia espacial en su página Web, afirmó hace un tiempo lo siguiente: «La NASA pulveriza litio para estudiar el movimiento del viento en la atmósfera superior».

La agencia dijo que las variaciones son importantes, ya que todos los GPS y los satélites de comunicaciones envían sus señales a través de la ionosfera. «Una ionosfera perturbada se traduce en señales perturbadas», por lo que es necesario saber como actúa.

“Ahora imaginemos por un momento que realmente, como bien se dice en el circulo de la conspiración, en realidad dejaron de realizar esta fumigación con Litio y cambiaron el producto..”

A día de hoy tenemos conocimiento sobre los Chemtrails, los cuales hacen que donde no ocurra nada, una vez pasado ese avión y rociado con esos productos, o llueva, o las personas empiecen a sentirse mal.

Estas sustancias, arrojadas a la atmósfera, también actúan como aerosoles, y están aportando “más leña al fuego” al cambio climático. Y no hablamos de fantasías ni pretendemos llevar la razón, pero algo realmente oscuro puede estar detrás de todo esto..