Misterio del espacio exterior: extrañas señales provenientes de la sonda espacial Voyager 1 incitan a la NASA a investigar

Por Extranotix

El gerente de proyecto de la Voyager 1 dijo que la nave actualmente está trazando su curso a través de un “entorno de alta radiación en el que ninguna nave espacial ha volado antes”.

Lanzada en 1977 en una misión para explorar el Sistema Solar exterior y el espacio interestelar, la sonda Voyager 1 de la NASA ha comenzado a enviar señales que han desconcertado a los científicos en la Tierra.

Este desarrollo ocurrió cuando la nave ahora viaja a unos 23.300 millones de kilómetros de nuestro planeta.

Esta semana, sin embargo, la NASA anunció que mientras la sonda continúa operando normalmente y sigue “recopilando y devolviendo datos científicos”, las lecturas del sistema de control y articulación de actitud (AACS) de la Voyager 1, que controla la orientación de la nave, “no reflejan lo que realmente está sucediendo a bordo”.

Si bien parece que el AACS en sí está funcionando, los datos de telemetría que devuelve no son “válidos”, señala la NASA, y este problema aún no ha activado ningún sistema de protección contra fallas a bordo de la nave espacial.

Suzanne Dodd, directora de proyecto de las Voyager 1 y 2 en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, dijo que “un misterio como este es normal en esta etapa de la misión Voyager”.

“Las naves espaciales tienen casi 45 años, lo que va mucho más allá de lo que anticiparon los planificadores de la misión. 

También estamos en el espacio interestelar, un entorno de alta radiación en el que ninguna nave espacial ha volado antes”, explicó. “Así que hay grandes desafíos para el equipo de ingeniería. Pero creo que si hay una forma de resolver este problema con el AACS, nuestro equipo la encontrará”.

Explicó además que el equipo puede encontrar la fuente de la anomalía y una forma de solucionarla, ya sea mediante cambios de software o utilizando uno de los sistemas de hardware redundantes de la sonda, o puede que no la identifiquen y, en cambio, se adapten a ella.