Suiza corre el riesgo de sufrir escasez de energía el próximo invierno

Por Tsvetana Paraskova de Oilprice.com

Visto en: ZeroHedge

El suministro eléctrico de Suiza sigue siendo incierto para el próximo invierno y no se pueden descartar problemas con suficiente capacidad eléctrica, dijo la Comisión Federal de Electricidad de Suiza, Elcom, en su conferencia de prensa anual esta semana.

La generación de energía nuclear suiza podría ser menor en el invierno, pero lo que es más importante, algunos de los países vecinos de Suiza, principalmente Francia, podrían exportar menos electricidad.  

Debido a la menor disponibilidad esperada de la generación de energía nuclear francesa y de las exportaciones de energía de Francia a Suiza, es probable que las importaciones suizas de energía generada en Francia sean mucho más bajas este invierno en comparación con las temporadas de invierno anteriores, dijo Elcom.

Por lo tanto, es posible que Suiza deba cubrir sus necesidades de importación de electricidad de alrededor de 4 gigavatios hora (GWh) de las importaciones de sus otros vecinos, Alemania, Austria e Italia. Sin embargo, la disponibilidad de exportación de energía de esos países dependería en gran medida de los combustibles fósiles disponibles, principalmente gas natural, según Elcom.

Quedan varias incertidumbres sobre la seguridad del suministro eléctrico en Suiza el próximo invierno, señaló la Comisión Federal de Electricidad.

Según una encuesta realizada por Elcom entre 613 proveedores de electricidad suizos, la mayoría de los operadores esperan que las tarifas de electricidad aumenten alrededor del 47 por ciento, lo que significa que los precios de la electricidad doméstica aumentarían alrededor del 20 por ciento.

Los precios más altos de la energía han sido impulsados ​​​​por el aumento en los precios del gas natural, el carbón y el carbono en los últimos meses, dijo Elcom, y agregó que la menor generación de energía nuclear en Francia en los últimos meses también ha influido en las alzas de precios.  

Suiza, al igual que el resto de Europa, se está preparando para un aumento en los precios de la energía en el invierno, ya que la UE, de la cual Suiza no es miembro, busca reducir su dependencia del gas natural ruso. Rusia, por su parte, ya ha cortado el suministro de gas a Polonia, Bulgaria, Finlandia, Holanda y clientes en Dinamarca y Alemania que se han negado a pagar en rublos por el gas.