La erupción del volcán de Tonga arrojó la columna de gases más grande de la que se tenga registro

Por RT

Se estima que el Hunga Tonga-Hunga Ha’apai liberó una energía comparable con la explosión de 500 bombas atómicas, como la lanzada por EE.UU. sobre Hiroshima.

La poderosa erupción del volcán submarino Hunga Tonga-Hunga Ha’apai, registrada en enero pasado en las costas de Tonga, en el Pacífico Sur, arrojó una columna de gases que se elevó a unos 57 kilómetros de la superficie terrestre, la más grande hasta ahora registrada, informó la Universidad de Oxford.

Según detallan los expertos, en una investigación publicada este jueves en la revista Science, tras comparar múltiples imágenes de satélite para medir el penacho, compuesto principalmente por agua con ceniza y dióxido de azufre, lograron determinar que este alcanzó la capa intermedia de la atmósfera terrestre, la mesósfera.

Para calcular la altura alcanzada, utilizaron un método basado en un fenómeno llamado ‘efecto de paralaje’, el cual mide el aparente cambio de posición de un objeto a partir de la línea de visión, y analizaron 10 minutos de grabaciones de la erupción captadas por tres satélites meteorológicos geoestacionarios.

Según detalló Simon Proud, coautor de la publicación, la columna alcanzó su altura máxima en tan solo media hora. «Para mí, lo impresionante es la rapidez con la que se produjo la erupción. Pasó de la nada a una nube de 57 kilómetros de altura en solo 30 minutos. No puedo imaginar lo que debió de ser ver eso desde el suelo», comentó.

La erupción en el archipiélago polinesio fue tan intensa que liberó unas 500 veces más energía que la bomba nuclear lanzada sobre Hiroshima por EE.UU. a finales de la Segunda Guerra Mundial, que produjo ondas acústico-gravitacionales que causaron olas de tsunami de hasta 15 metros de altura, que se extendieron por casi todo el planeta.