Ministro de Israel, Amichar Eliyahu, afirmó que un ataque nuclear a Gaza “es una de las opciones”

Por Kontrainfo

El ministro de Patrimonio de Israel, Amichai Eliyahu, aseguró que su país podría lanzar una bomba nuclear sobre Gaza. Al ser consultado durante una entrevista radial sobre si se debería arrojar dicho dispositivo de destrucción masiva sobre la ciudad sitiada, el funcionario admitió que “es una de las opciones”.

Cabe aclarar que, de acuerdo con las autoridades del enclave, solo entre el 7 de octubre y el 1 de noviembre Israel ha lanzado más de 18.000 toneladas de bombas sobre la zona. Esta cifra representa alrededor de 1,5 veces la fuerza explosiva de la bomba atómica lanzada sobre la ciudad japonesa de Hiroshima por el Ejército estadounidense.

El entrevistador del medio “Kol Berama” le remarcó a Eliyahu que, según informes oficales del gobierno, el grupo terrorista Hámas tiene 240 rehenes israelíes a lo que el ministro expresó: “Rezo y espero su regreso, pero en la guerra se tiene que pagar un precio”.

“¿Por qué las vidas de los secuestrados, cuya liberación realmente deseo, son más importantes que las vidas de los soldados y las personas que serán asesinadas más tarde?”, agregó el funcionario que responde al ministro de Seguridad Nacional, Itamar Ben Gvir, líder de su partido “Poder Judío”.

Además, Eliyahu, se mostró disconforme con aprobar el ingreso de ayuda humanitaria a Gaza: “No entregaríamos ayuda humanitaria a los nazis”, justificó y señaló que “no existen civiles no involucrados en Gaza”.

Asimismo, promovió la idea de retomar la Franja y reconstruir los asentamientos israelíes. Al ser consultado sobre el destino de la población palestina, dijo: “Pueden ir a Irlanda o a los desiertos; Los monstruos de Gaza deberían encontrar una solución por sí mismos”.

Eliyahu, también consideró que la parte norte de la Franja de Gaza no tiene derecho a existir, y agregó que cualquiera que ondee una bandera palestina o de Hamás “no debería seguir viviendo en la faz de la tierra”.

Tras difundirse mediáticamente las declaraciones del ministro de Patrimonio, el primer ministro Benjamin Netanyahu tuvo que salir a desautorizarlo públicamente y decidió suspender al funcionario de gobierno de las reuniones de gabinete, si bien no de su cargo: “Amichai Eliyahu está alejado de la realidad”, declaró, y añadió:

“Israel y el Ejército están actuando de acuerdo con los más altos estándares del derecho internacional para evitar daños a personas no involucradas, y continuaremos haciéndolo hasta llegar a la victoria”.

Por su parte, el líder de la oposición, Yair Lapid, también se vio obligado a desmarcarse del funcionado del Estado y ha pedido la dimisión de Eliyahu, ya que con sus declaraciones “ha perjudicado a las familias de los secuestrados”, así como “a la sociedad civil” y al “estatus internacional de Israel.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Palestina repudió en un comunicado las palabras del titular de Patrimonio, Amichai Eliyahu, calificándolas como “un traslado de la guerra genocida que Israel está llevando a cabo en la Franja de Gaza”.

Deja una respuesta

Deja un comentario