Search
sábado 15 agosto 2020
  • :
  • :

¿Se avecina uno grande? Una actividad sísmica muy inusual preocupa a los científicos de Corea del Sur

© AP

Los sismólogos de Corea del Sur están preocupados por una inusual serie de terremotos que han sacudido la península en las últimas semanas, y algunos sugieren que este repentino aumento de la actividad sísmica podría ser un precursor de un terremoto importante y potencialmente muy destructivo.

Tradicionalmente no se considera que la península de Corea forme parte del llamado Círculo de Fuego, las fallas sísmicas que corren alrededor del borde del Océano Pacífico. Sin embargo, los sismólogos están estudiando si el desplazamiento de las placas tectónicas podría convertirse en una nueva normalidad para las Coreas.

La semana pasada, la Administración Meteorológica de Corea informó de un temblor de magnitud 2,8 en el condado de Wanju, en el extremo suroeste de Corea del Sur. Aunque no hubo daños reportados por el débil terremoto y nadie resultó herido, es la primera vez desde diciembre de 2014 que un temblor de magnitud superior a 2 ha golpeado la región.

Un enorme aumento de la actividad sísmica

Dos días antes del terremoto de Wanju, se detectó un terremoto de 3.8 grados de magnitud en Corea del Norte. La agencia de vigilancia del Sur anunció rápidamente que era una actividad sísmica natural para disipar cualquier preocupación de que pudiera haber sido otro ensayo nuclear subterráneo realizado por el régimen en Pyongyang.

El Norte lleva a cabo sus pruebas atómicas en sus campos de prueba de Punggye-ri, en el noreste del país, con la última detonación, el 3 de septiembre de 2017, de una bomba de hidrógeno que se registró como un terremoto de magnitud 6,3.

Pero lo que más preocupa a los expertos son los más de 400 temblores sísmicos que se han producido desde el 26 de abril en una sola zona de la provincia de Jeolla Sur, en el extremo suroeste de la península.

La región no había informado de actividad sísmica desde que el gobierno comenzó a recopilar datos en 1978.

Los expertos admiten que no saben con certeza qué es lo que está desencadenando la actividad, pero hay algunas teorías sobre por qué está aumentando a lo largo y ancho de la península.

Hemos estado monitoreando de cerca los eventos de Jeolla del Sur porque son muy inusuales y han estado ocurriendo en un espacio de tiempo muy corto“, dijo Hong Tae-kyung, un profesor de sismología de la Universidad de Yonsei en Seúl.

También es inusual porque están ocurriendo en un área muy pequeña y son mucho más profundos de lo habitual“, dijo, añadiendo que los terremotos en la península suelen ocurrir a una profundidad de unos 10 kilómetros (6 millas). Estos últimos temblores están ocurriendo a 20 kilómetros bajo la superficie.

Por Julian Ryall / Deutsche Welle

Lea el artículo completo en inglés aquí

Traducido por el equipo de Sott.net en español

loading...



Deja una respuesta

Deja un comentario