Search
miércoles 19 mayo 2021
  • :
  • :




Ultimas actualizaciones

Una tormenta solar que viaja a más de 500 kilómetros por segundo chocará con la Tierra el domingo

Por Extranotix

Ha aparecido un agujero en la región ecuatorial de la atmósfera del Sol, dijeron los investigadores. El agujero arroja partículas solares a una velocidad de 500 kilómetros por segundo, o 1,8 millones de kilómetros por hora, y podría tener un impacto suficiente como para afectar la tecnología satelital de la Tierra.

Desafortunadamente para la Tierra, está en el camino directo de la corriente de partículas solares.

Los meteorólogos esperan que la corriente llegue a la Tierra el domingo 2 de mayo y podría afectar la tecnología satelital de la Tierra.

Se ha clasificado como una tormenta de clase G1 que puede provocar “fluctuaciones débiles de la red eléctrica” ​​y puede tener un “impacto menor en las operaciones de los satélites”.

El astrónomo Tony Phillips escribió en su sitio de meteorología espacial: “Es posible que se produzcan tormentas geomagnéticas menores de clase G1 el 2 de mayo, cuando se espera que una corriente de viento solar golpee el campo magnético de la Tierra.

“El material gaseoso fluye a más de 500 km / s desde un agujero ecuatorial en la atmósfera del sol”.

De vez en cuando, el Sol libera una llamarada solar que a su vez lanza energía al espacio.

Algunas de estas erupciones solares pueden golpear la Tierra y, en su mayor parte, son inofensivas para nuestro planeta.

Sin embargo, el Sol también puede liberar llamaradas solares tan poderosas que pueden paralizar la tecnología de la Tierra.

Estudios anteriores han revelado que el Sol libera una llamarada solar extrema cada 25 años en promedio, y la última que golpeó la Tierra se produjo en 1989.

Esta tormenta provocó cortes de energía en Quebec, Canadá, ya que las rocas conductoras de la Tierra pueden transportar el exceso de energía del escudo magnético e introducirlo en la red nacional.

Además de eso, una intensa tormenta solar puede derribar los sistemas de satélites, ya que el bombardeo de partículas solares puede expandir la magnetosfera de la Tierra, dificultando la penetración de las señales de los satélites.

Si bien es imposible predecir cuándo y dónde podría golpear una gran tormenta solar, es inevitable que llegue al planeta en el futuro.

Algunos investigadores independientes afirman que existe relación entre las tormentas solares que golpean la Tierra con los terremotos y sismos




Deja una respuesta

Deja un comentario