Search
martes 19 octubre 2021
  • :
  • :
Ultimas actualizaciones

Sin vacuna, no hay boda: Una ciudad canadiense exige una prueba de la vacuna para casarse

Por Matt Lamb / LifeSiteNews

Visto en: Sott.net

Una ciudad de Ontario prohíbe a las parejas de novios que hayan decidido no ponerse las vacunas COVID obtener una licencia de matrimonio.

La normativa de Oakville exige que todo aquel que quiera obtener una licencia de matrimonio a partir de ahora deberá presentar una prueba de vacunación. “Las citas para las licencias de matrimonio y las ceremonias que ya han sido reservadas antes del 22 de septiembre no requerirán una prueba de vacunación completa”, dice el sitio web de la ciudad.

“Sin embargo, cualquier nueva cita para licencias matrimoniales y ceremonias será requerida. Las ceremonias se celebrarán dentro del ayuntamiento a partir del 4 de noviembre de 2021.”

Para contraer matrimonio legalmente en Canadá se requiere una licencia matrimonial, lo que significa que las normas de Oakville prohíben de hecho que las personas que rechazan las vacunas COVID se casen. Las parejas no pueden obtener la licencia por Internet.

“Deben concertar una cita para recibir su licencia de matrimonio”, dice el sitio web de la ciudad. “Para tener derecho a una cita, por favor asegúrese de que la fecha prevista de su matrimonio es definitiva y tiene un oficiante que ha aceptado realizar el matrimonio”.

Sin embargo, incluso la prueba de la vacunación puede detener los planes para casarse legalmente. “Cuando llegue al Ayuntamiento para su cita programada, se le pedirá que complete una autoevaluación COVID-19”, dijo la ciudad. “Si no cumple con los criterios de selección, no se le permitirá entrar en el edificio y su cita será cancelada”.

Por ahora, podría haber una forma de evitar el sistema de pasaporte de vacunas COVID, ya que no todas las ciudades de Ontario exigen una prueba de vacunas para obtener una licencia de matrimonio. Halton Hills, por ejemplo, no exige actualmente una prueba de inoculación para obtener la licencia de matrimonio del gobierno.

La nueva restricción impuesta a las personas que no se han vacunado contra el COVID-19 encaja bien con el planteamiento general de la provincia de exigir las vacunas para acceder a lugares públicos como restaurantes y cines.

Ontario ha puesto en marcha un sistema de “pasaporte de vacunas” para una serie de empresas privadas a partir del 22 de septiembre.

El sistema de pasaporte se aplica a lugares como bares, restaurantes, gimnasios y teatros, según la CBC. “Los establecimientos deben pedir a los clientes que muestren un certificado de que han recibido dos dosis de una vacuna aprobada al menos dos semanas antes, junto con una identificación que coincida con su documento de vacunación”, informó la CBC.

“No se indica en la política cómo se espera que los negocios hagan cumplir las medidas”, informó anteriormente LifeSiteNews. “Con la cantidad de personas que pueden entrar y salir de un establecimiento en un momento dado, no será práctico para los empleados hacer cumplir diligentemente el mandato de segregación en todo momento”.

También en sintonía con las restricciones en la provincia, un consejo escolar de Ontario ha prohibido a los niños no vacunados participar en actividades extracurriculares. “El Consejo Escolar del Distrito de Limestone en Kingston, Ontario, dio a conocer una nueva política el martes que prohíbe a los niños no vacunados de los equipos y clubes deportivos de la escuela”, informó LifeSiteNews el 6 de octubre.

“Todos los participantes elegibles (nacidos en 2009 y antes), incluidos los estudiantes, el personal, los funcionarios y los voluntarios en todos los deportes intercolegiales y algunas actividades de alto riesgo como los programas de música extracurriculares, deben estar completamente vacunados (dos dosis más un período de espera de 14 días)”, dijo el director de educación de la junta escolar.

Los ciudadanos canadienses se han manifestado en repetidas ocasiones contra las leyes de segregación por vacunación.

“Casi 500 personas salieron a las calles de Calgary con mantas de picnic el domingo para protestar contra los pasaportes de la vacuna COVID-19 que ahora se exigen a los restaurantes y otros negocios de Alberta”, informó LifeSiteNews el 28 de septiembre.

“Esta es nuestra protesta porque todos los negocios de Alberta han negado el acceso a las personas no vacunadas”, dijo uno de los asistentes. “Así que lo hemos sacado a la calle y hemos creado nuestros propios picnics. Tenemos patios vacíos, calles concurridas”.

Cientos de policías y otros ciudadanos se unieron en Toronto el 2 de septiembre para rechazar los mandatos de COVID y los pasaportes de vacunas.




Deja una respuesta

Deja un comentario