El Profesor Didier Raoult advierte del peligro totalitario: «Hemos salido de la ciencia. Es creencia, religión…»

A partir de la explosión del número de casos en Estados Unidos y Francia a pesar de un altísimo nivel de vacunación, el profesor Didier Raoult asimila la voluntad del gobierno de imponer cada vez más restricciones sanitarias para aumentar las coberturas de vacunación es «totalitarismo».

«Lo que es extremadamente extraño e interesante es el nivel de tensión sobre el deseo de aumentar la cobertura de vacunación para una vacuna que tenemos pruebas frente a nuestros ojos de que no funciona en absoluto», observa el director del IHU Mediterranean Infection, el laboratorio de biología médica del Departamento de Enfermedades Infecciosas de la Asistencia Pública de los Hospitales de Marsella. 

«No tiene sentido vacunar a una población que no está en riesgo. Ninguna, ya que la epidemia se recrudece cada vez más a medida que hacemos vacunas. (…) Hemos salido de la ciencia. Es creencia, religión…»

Recalcando que el discurso sobre la vacuna anti-Covid está “desconectado de la realidad” ya que “no podemos decir que detiene la epidemia” y “que interesa a las personas que no presentan factores de riesgo”, Didier Raoult advierte contra la inclinaciones de ciertos políticos para forzar la vacunación:

“Cuando quieres que la gente te obedezca cuando ya nada tiene sentido, se llama totalitarismo. No podemos entrar en una sociedad totalitaria debido a esta historia»

Ante el riesgo de que surjan políticas «que nos recuerden parte de la Segunda Guerra Mundial»

Raoult no duda en denunciar que“NO puedes poner a la gente en campos de concentración o encerrarlos en casa, o hacer grandes campamentos para mantener a la gente en el suelo porque no te obedecen. De lo contrario, caes en cosas que nos recuerdan parte de la Segunda Guerra Mundial”.

“Lo que estamos tratando de imponer es una opinión. Una opinión de esta naturaleza, cuando amenazas a la gente con no tratarla más o encerrarla, es dictadura”, insiste el epidemiólogo que se refiere a las palabras del funcionario francés Martin Hirsch, queriendo cuestionar la atención gratuita a las personas no vacunadas.

El profesor explica que negar la atención a las personas que optan por no vacunarse equivaldría a negarse a tratar el cáncer de pulmón en los fumadores o el cáncer digestivo en los que beben alcohol. Una lógica que llevaría simplemente a acabar con el sistema de Seguridad Social según el cual todo el mundo suscribiría un seguro privado que cubriría su asistencia.

La aceptación de las medidas explicada por la tendencia humana al conformismo y la obediencia

Según Didier Raoult, la aceptación social de estas restricciones se explica por la tendencia humana al conformismo y la obediencia. En apoyo de su razonamiento, cita por un lado el experimento de Asch y por otro lado el experimento de Milgram.

El profesor también evoca los análisis de la célebre filósofa Hannah Arendt sobre el juicio de Adolf Eichmann, un alto oficial nazi a cargo de la logística de la deportación de judíos durante la Segunda Guerra Mundial.

Asistiendo a todo el juicio en Israel para el New York Times, H. Arendt pintará el retrato no de un monstruo, sino de un celoso burócrata que se somete a las órdenes y que no parece, en verdad, obsesionado por el odio ni por la ideología.

El impacto de esta descripción dio lugar, a principios de la década de 1960, al experimento más famoso de la historia de las ciencias humanas, el experimento de Milgram, que confirmó la tesis del filósofo: la sumisión a la autoridad es suficiente para convertir a un hombre común en un verdugo.

“Solo puedes entender la tortura y la deportación si entiendes lo que es la obediencia”, dice el director de IHU Méditerranée. Y agrega: “La única manera de impedir la obediencia es tener voces alternativas. Entonces, cada vez que hacemos censura, ya sea que se llame verificación de hechos o cualquier otra cosa, impedimos la obediencia a un solo camino. Por supuesto, no debería haber una sola voz porque no sabes a dónde te lleva»

Raoult aprovechó la oportunnidad para agradecer a todos aquellos que se resisten a la aplanadora ideológica como el director de investigación del Centro Nacional francés para la Investigación Científica (CNRS), Laurent Muchielli, del que recomendamos leer el siguiente artículo:

Una adhesión preocupante a este nuevo totalitarismo

El especialista en enfermedades infecciosas llama la atención sobre el hecho de que en Estados Unidos, una encuesta encontró que más de la mitad de los demócratas ahora favorecen encerrar a quienes rechazan la vacuna contra el covid, consecuencia del cabildeo ideológico.

Al igual que la vacunación, el infectólogo aprovecha para recordar que esa también es una estrategia ineficaz. Un análisis confirmado por la Universidad Johns Hopkins, que concluye que las medidas de confinamiento han tenido muy poco o ningún efecto sobre la mortalidad vinculada a la Covid-19, pero sí un coste económico y social desastroso.

Este análisis vitriólico del profesor se produce cuando varios países europeos, como Inglaterra y Dinamarca, están poniendo fin a todas sus restricciones de salud.

FranceSoir

Visto en: Trikooba News

Deja una respuesta

Un comentario sobre “El Profesor Didier Raoult advierte del peligro totalitario: «Hemos salido de la ciencia. Es creencia, religión…»

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: