Entramos en recesión según Wall Street y Black Rock … Los Bancos centrales agachan la cabeza

Por reflexiones de un galeno

La curva de tipos en EE.UU. se está invirtiendo. La rentabilidad del bono a 5 años de EE.UU. Superó la del bono a 30 años por primera vez esta semana desde 2006. La curva 2-10 años también se ha invertido brevemente. Estas son señales previas a una recesión económica. Analizaremos este hecho posteriormente.

El dato de empleo de EE.UU. muestra, una vez más, la fortaleza del mercado laboral en EE.UU. La tasa de desempleo cae al 3,6% frente el 3,8% anterior y 3,7% esperado. El pleno empleo alcanzado en EE.UU. está presionando los costes laborales, y con ellos, la inflación. Buenos datos en términos generales, pero que tiene ahora un efecto negativo en el cuadro macro.

Hablemos ahora de la inversión de la curva de tipos en EE.UU., que históricamente ha anticipado recesiones económicas con bastante fiabilidad. Vamos a resumir los puntos del análisis que publicábamos esta mañana sobre este tema:

Normalmente, la curva de rendimiento, una línea que mide los rendimientos en todos los vencimientos, tiene una pendiente ascendente dado el valor del dinero en el tiempo. Una inversión de la curva indica que los inversores esperan que las tasas a largo plazo estén por debajo de las tasas a corto plazo, un fenómeno ampliamente tomado como una señal de una posible recesión económica.

Pero también hay un retraso en la señal. Los datos, que se remontan a 1965, muestran que la media de tiempo entre una inversión de la curva y una recesión ha sido de 18 meses, coincidiendo con la mediana del período entre el inicio de una inversión y un pico en el S&P 500.

Además, los investigadores han argumentado que es necesaria una inversión persistente para enviar una señal, algo que aún no ha ocurrido, pero que sigue siendo ampliamente esperado.

La conclusión, por tanto, es que las bolsas siguen subiendo meses después de que la curva se ha invertido, como está pasando ahora, y que la recesión económica aún tardará tiempo en llegar.

¿Pero cómo protegerse cuándo llegue esa recesión?

Sarah Coles, analista senior de finanzas personales de la plataforma de inversión del Reino Unido Hargreaves Lansdown, dijo que aún vale la pena que los ahorradores más jóvenes se aseguren de que parte de su dinero se invierta en el mercado de valores, particularmente porque esto ofrece una mejor oportunidad de generar rendimientos superiores a la inflación.

“Es casi imposible predecir exactamente cuándo puede ocurrir la próxima recesión o caída del mercado, y posponer la inversión debido a algo que podría o no suceder puede significar un desastre”, dijo a CNBC por correo electrónico.

Para aquellos preocupados por invertir sus ahorros en una suma global, Coles recomendó inyectar dinero por goteo en el mercado de valores, ya que esto les permite “beneficiarse del costo promedio de la libra al aumentar continuamente sus inversiones a través de diferentes condiciones de mercado y ciclos económicos”.

La libra, o promedio del costo del dólar, es la idea de hacer contribuciones periódicas a su fondo de inversión para suavizar cualquier posible volatilidad del mercado de valores.

Si planea invertir su dinero por menos de cinco años, Coles dijo que estos ahorros deben mantenerse en efectivo. Ella dijo que las personas deberían asegurarse de buscar la mejor tasa de interés en la cuenta de ahorros en efectivo, para tratar de minimizar cualquier erosión de la inflación del valor.

Al mismo tiempo, Coles advirtió en contra de dejarse llevar demasiado por tratar de predecir cómo podrían cambiar las tasas de interés en los próximos meses o años: “Su objetivo debe ser obtener la mejor tasa posible en este momento, durante el período de tiempo en el que se aprovecha al máximo. sentido para sus circunstancias.”