La Marina de Estados Unidos reasigna a un comandante que no quiere vacunarse contra el COVID tras victoria en la corte

Por Zachary Stieber:
El comandante fue informado por un superior el 8 de abril de que la Marina lo iba a reasignar a un mando en tierra, dijo el abogado en una declaración al tribunal.

“El lunes 11 de abril, en lugar de embarcarse en su buque, el comandante de la Marina fue ‘reasignado temporalmente’ durante 60 días en virtud de una nueva política de la Marina que prohíbe al personal no vacunado embarcarse en buques de la Marina”, añadió el abogado.

La Marina dijo a finales de 2021 que los miembros del servicio que no se hayan vacunado contra la COVID-19, aunque se les haya concedido una exención, podrían ser reasignados “en función de la disponibilidad operativa y los requisitos de la misión”.

En febrero, el comandante consiguió que el juez de distrito Steven Merryday, designado por George H. W. Bush y encargado de supervisar el caso, le eximiera de ser reasignado o degradado.

La sentencia se produjo porque la Marina parecía haber “denegado erróneamente” la solicitud del oficial de una exención religiosa por la vacunación obligatoria contra la COVID-19, dijo el juez.

La orden significaba que el buque de guerra que comandaba el oficial no podía desplegarse, según afirmaron posteriormente los militares, aunque se dijo que el buque estaba en una misión de entrenamiento cuando la Marina hizo la acusación.

Se dictaron órdenes similares para otros militares, entre ellos un grupo de SEAL de la Marina que presentó un caso aparte.

Pero la Corte Suprema intervino en marzo, dictaminando que la Marina puede tener en cuenta el estado de vacunación de un miembro del servicio a la hora de decidir su despliegue.

En el fallo de 6-3, tres jueces designados por los republicanos, incluido el juez Brett Kavanaugh, se pusieron del lado de los militares junto con tres jueces designados por los demócratas.

Aunque el juez de la corte inferior en uno de los casos fue “sin duda bien intencionado”, “en efecto se insertó en la cadena de mando de la Marina, anulando los juicios militares profesionales de los comandantes militares”, dijo Kavanaugh, un designado por Trump, en una opinión concurrente.

El fallo fue sobre otro caso, pero provocó que un tribunal de apelación detuviera la orden de Merryday, lo que llevó a la última actualización del abogado del comandante.

La solicitud de exención religiosa del comandante fue denegada, al igual que la apelación de la denegación. El ejército fue acusado de violar la ley federal al denegar la solicitud. El ejército mantiene que se adhirió a la ley.

Liberty Counsel, el bufete que representa al comandante, también dio información actualizada sobre otras personas que luchan contra el mandato, incluidas las alegaciones de que el ejército notificó a un teniente del Cuerpo de Marines que iba a ser separado de la fuerza debido a la denegación de su exención, y una apelación de la denegación que fue rechazada.

“Estos militares están sufriendo angustia mental y un gran daño por defender sus convicciones religiosas sinceras”, dijo Mat Staver, fundador y presidente de la firma legal, en un comunicado. Añadiendo que el mandato “está infligiendo un castigo cruel e inusual a los mejores miembros del ejército de Estados Unidos”.


TheEpochTimes

Visto en: Trikooba Blog