“Vacunas” Covid y control de la población mediante nanorredes inyectadas

Varios equipos de investigadores independientes de diferentes disciplinas han hecho desde junio de 2021 lo que las autoridades sanitarias de los países occidentales no han hecho y no han querido hacer: observar el contenido de las vacunas experimentales Covid mediante microscopía y espectroscopia. Las nanotecnologías identificadas y su análisis permiten comprender lo que la industria farmacéutica y quienes operan en la sombra quieren hacer con los ciudadanos.

La opinión pública está poco informada sobre las posibilidades tecnológicas que han surgido en los últimos 15 años y que han permitido investigar y controlar no el espacio, ni las profundidades del mar, sino el cuerpo humano y en particular el cerebro gracias a la nanobiotecnología.

Nanotecnología en las 4 vacunas

Los recientes descubrimientos (2021-2022) a través de la observación y el análisis independiente de los sueros de las vacunas por los biólogos, pero también por los químicos, los especialistas en nanotecnología o biotecnología, los expertos en bioinformática, las telecomunicaciones inalámbricas, las nanorredes o el Internet de las Cosas, nos están llevando a entender poco a poco lo que están planeando y han empezado a hacer con los ciudadanos, en todo el mundo. Este nuevo dossier hace un balance de lo que sabemos hoy en día.

Puesto que en varias ocasiones me he enfrentado a la incredulidad de algunos lectores cuando se mencionaba un proyecto transhumanista en nuestras líneas, tomé la decisión de investigar el tema y aportar las pruebas científicas necesarias.

Los trabajos del Dr. Campra, Mik Andersen (seudónimo) y otros equipos multidisciplinares permiten avanzar pruebas de lo que se observa en los sueros de las vacunas de los 4 productos que actualmente han recibido la autorización condicional para su comercialización: Pfizer, Moderna, AstraZeneca, Johnson & Johnson.

La comparación de los resultados relacionados con la observación de los sueros procedentes de las informaciones de las publicaciones científicas nos permiten comprender y reconstituir un puzzle que resulta legible como preocupante.

Evidencias contundentes

Al igual que la mayoría de los lectores, me pregunté sobre la eficacia o nocividad de las nanopartículas en un organismo, la eficacia de los nanorouters o de las nanoantenas en lo que es similar a una nanorred de comunicaciones inalámbricas. Por último, ¿qué influencia pueden tener las nanotecnologías en nuestro ADN (tema tratado en un artículo) y en nuestras neuronas? Lo propuesto puede dejar boquiabiertos a algunos, pero las pruebas se presentan en el dossier cuyo resumen es el siguiente:

1. Qué se ha encontrado de ilícito en los “sueros vacunales” de Covid

1.1 Nanoroutes y nanosensores

1.2 Nanoantenas y nanoantenas plasmónicas

1.3 Nanoantenas rectificadoras

1.4 Hidrogeles para la nanotecnología

1.5 Códecs (codificadores-decodificadores) y puertas lógicas

1.6 Óxido de grafeno

1.7 Nanopulpos de grafeno o hidras

2. Nanoinformática y WBAN ((Wireless Body Area Network)

2.1 Algunos principios básicos de la nanoinformática y la bioinformática

2.2 Redes inalámbricas de área corporal (WBAN)

2.3 Alimentación energética de una red WBAN

2.4 Autoensamblaje de cristales de ADN

3. La transhumanización forzada de las poblaciones mediante la inoculación de complejas nanorredes

3.1 Presentación de un modelo sintético de WBAN a partir del análisis de los sueros de la vacuna Covid

3.2 Comunicación con el exterior y uso del protocolo OS TOOK

4. ¿Tomar el control del cerebro humano, el último bastión de los bioterroristas?

4.1 ¿Qué es la cibernética?

4.2 Explicación de la neuromodulación y el control remoto del cerebro humano

Conclusión

No se trata en absoluto de un producto de la imaginación, sino de un conjunto de elementos incriminatorios que ya no pueden dejar al lector con dudas. En los próximos días publicaremos algunos extractos sobre temas seleccionados en forma de artículos. Sin embargo, la coherencia de este expediente confirma que la preparación de las vacunas se realizó antes de la epidemia y que la epidemia de Sars-Cov 2 no es natural ni accidental.

Fuente: https://lecourrierdesstrateges.fr/ /  http://www.verdadypaciencia.com/

Visto en: Astillas de realidad