El general Flynn reta al congresista Rand Paul a luchar contra los pasaportes globales de vacunas de la OMS

Traducido de Lifesitenews.com por Tierra Pura.org

Después de que Rand Paul destacara el plan de la OMS para desarrollar un pasaporte de identificación digital basado en un código QR, el teniente general retirado Michael Flynn respondió: “La pregunta es qué piensa hacer usted, como senador estadounidense en ejercicio, al respecto”.

El teniente general retirado del ejército de los Estados Unidos, Michael Flynn, imploró al senador estadounidense Rand Paul que desafíe el plan de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de desarrollar un sistema de pasaporte global de vacunas basado en un código QR.

El martes, Paul tuiteó un enlace a un artículo del psiquiatra, autor y ex profesor internacionalmente reconocido Aaron Kheriaty, en el que se señala que, en el marco de los planes de la OMS para un tratado internacional sobre pandemias, ha contratado a Deutsche Telekom para desarrollar un sistema de pasaporte sanitario mundial, con planes para vincular a cada persona del planeta con una identificación digital con código QR.

Flynn compartió el tuit de Paul en su cuenta de Telegram el miércoles con el pie de foto: “Todos lo sabemos senador Paul, la pregunta es ¿qué piensa hacer usted, como senador actual de los Estados Unidos, al respecto?”

Si el reciente apoyo de los conservadores a la retirada de la administración Trump de la OMS es un indicio, Paul tendría una base de trabajo de políticos a los que podría ayudar a movilizar para impulsar otra retirada.

En 2020, congresistas republicanos como el representante James R. Comer, de Kentucky, miembro principal del comité de supervisión de la Cámara de Representantes, señalaron su apoyo a la decisión de Trump.

Tras la retirada formal de Estados Unidos, Comer tuiteó: “Retirar a Estados Unidos de la Organización Mundial de la Salud fue la decisión correcta. Hasta que la OMS no se someta a algunas reformas serias, no merece nuestro dinero ni nuestra membresía.”

Como ha señalado el Senado de Estados Unidos, la resolución conjunta por la que Estados Unidos se incorporó a la OMS “autorizó una asignación anual… para el pago por parte de Estados Unidos de su parte de los gastos de la Organización Mundial de la Salud, y al hacerlo, el Congreso ejerció tanto su poder constitucional de la cartera como su poder de aprobar acuerdos internacionales”.

Por la misma razón, el Congreso de Estados Unidos podría votar para retirar la financiación de la OMS y, por tanto, retirar efectivamente su aprobación de la pertenencia a la OMS.

También queda la cuestión de si, incluso sin retirarse de la OMS, el Congreso podría legislar una “exclusión” por la que Estados Unidos rechace o prohíba el reconocimiento, el uso y la aplicación de ese sistema de pasaporte de identificación digital dentro de los propios Estados Unidos.

Paul podría además ayudar a movilizar la presión, incluso a nivel internacional, sobre la OMS para que se abstenga de utilizar o aplicar cualquier tipo de identificación digital global.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, es un aliado potencial, después de haber criticado las enmiendas recientemente propuestas por Estados Unidos a un tratado de la OMS, ahora retirado temporalmente, que muchos han argumentado que entregaría la soberanía de todas las naciones miembros de la OMS.

Algunos sugieren que una identificación digital QR de aplicación mundial podría utilizarse para cumplir la profecía bíblica sobre la Marca de la Bestia. Alan Bayer respondió al tuit de Paul con un extracto de las Escrituras que describe el pasaje:

“Y hace que todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, reciban una marca en la mano derecha o en la frente: Y que nadie pudiera comprar o vender, sino el que tuviera la marca, o el nombre de la bestia, o el número de su nombre”.  – Apocalipsis 13:16-17

La oposición política a estas medidas sería necesaria para evitar que la OMS arrebate el poder a las naciones individuales. Si Paul se opusiera al tratado de la OMS en el Senado, contaría con el apoyo de otros legisladores republicanos de todo el país, como el gobernador de Florida Ron DeSantis y la gobernadora de Dakota del Sur Kristi Noem.