Las cifras (y datos) detrás de la decisión de México de prohibir la comida chatarra en las escuelas

Por RT

La Cámara de Diputados aprobó un proyecto que elimina la venta y publicidad de alimentos de bajo valor nutricional en instituciones de enseñanza básica.

La Cámara de Diputados de México aprobó una iniciativa que elimina la venta y publicidad de alimentos de bajo valor nutricional en los tres niveles de enseñanza básica: preescolar, primaria y secundaria.

La reforma fue avalada el martes con 479 votos a favor, 0 en contra y 3 abstenciones con el fin de fomentar un estilo de vida saludable entre los menores de edad y combatir el sobrepeso, la obesidad y la malnutrición infantil.

Rodeado de pancartas que rezaban ‘#Entornos Escolares Saludables ¡Ya!‘, el diputado Armando Contreras, quien presentó el proyecto en marzo, alertó que las cifras de obesidad y sobrepeso en menores de edad «siguen disparándose» en el país, al tiempo que aseguró que 1 de cada 2 menores de México, nacidos a partir de 2010, padecerán diabetes.

En diciembre de 2021 el Congreso ya aprobó una reforma para prohibir la venta de alimentos poco saludables y con altos niveles calóricos en las escuelas y sus alrededores, pero en aquella ocasión se modificó la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, estableciendo la medida como un derecho inherente de los menores que no vinculaba a las escuelas.

En esta ocasión, se busca modificar diversos artículos de la Ley General de Educación, robusteciendo el marco jurídico e incluyendo disposiciones no contempladas en la anterior reforma.

La actual iniciativa fue enviada al Senado para su discusión. Si es aprobada, la Secretaría de Educación Pública (SEP) tendrá 180 días desde su derogación para cumplir con las normativas.

¿Qué cambia en las escuelas?

La iniciativa establece que en ningún espacio dentro de las escuelas de enseñanza básica podrán venderse ni publicitarse alimentos de bajo valor nutricional, esto incluye áreas de consumo interno como tiendas, comedores y máquinas expendedoras, además del resto del entorno académico.

En su lugar, los centros de educación deberán proveer y promover alimentos saludables y sostenibles a los alumnos, favoreciendo productos naturales, frescos y de producción local, además de económicamente accesibles y amigables con el medioambiente.

En 2020, Unicef calificó como una emergencia de salud pública al sobrepeso y a la obesidad infantil en México y pidió a las autoridades hacer «cambios inmediatos».

De esta forma, queda prohibida la venta y publicitación de alimentos preenvasados y a granel que no cumplan con las normativas de la Secretaría de Salud, así como las bebidas alcohólicas, cuya venta a menores de 18 años es ilegal.

Además de las modificaciones relativas a una dieta sana, la iniciativa también añade disposiciones a favor de una vida activa y obliga a las escuelas a fomentar fuera y dentro de los planteles el hábito del deporte y el ejercicio diario.

Los profesores, padres de familia o estudiantes que noten una irregularidad podrán denunciar el incumplimiento a las autoridades escolares o sanitarias, según corresponda.

La malnutrición en cifras

De acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2021, el 7,8 % de los menores de 5 años sufre de sobrepeso u obesidad en México, un valor tendiente a aumentar con la edad, pues el 37,4 % y el 42,9 % de la población de 5 a 11 años y los adolescentes de 12 a 19 viven con pesos por encima de los recomendados por las autoridades sanitarias.

En marzo de 2020, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), calificó como una emergencia de salud pública al sobrepeso y a la obesidad infantil en México y pidió a las autoridades hacer «cambios inmediatos».

A nivel mundial, México ocupa el primer lugar en obesidad infantil, de acuerdo con la organización Save the Children.

México contra las comida chatarra

En 2020, el estado de Oaxaca fue pionero en introducir una medida para prohibir la venta de alimentos y bebidas de bajo valor nutricional en escuelas, una política adoptada a nivel nacional en 2021 y reforzada con la actual reforma. Pero el país ha estado implementando otras disposiciones para atender la deficiente nutrición en menores.

Por ejemplo, en octubre de 2020 entró en vigor un sistema de etiquetado que obliga a las empresas a colocar sellos cuando sus productos procesados y envasados excedan los valores nutricionales diarios recomendados.

Mientras que en diciembre de 2021, el gobierno lanzó una campaña para incentivar a la población, y en especial a menores, a llevar una alimentación sana.