Fuente: https://www.telegraph.co.uk/news/2023/04/29/vegan-diet-meat-scientists-british-beef-livestock-farming/

Traducción, corrección de la traducción y subrayado del texto relevante: El Blog de Skiper

Los científicos han advertido de que la carne es crucial para la salud humana, y han pedido que se ponga fin al “fanatismo” por las dietas vegetarianas y veganas.

En un número especial de Animal Frontiers, se pidió a decenas de expertos que analizaran los fundamentos científicos de la afirmación de que comer carne provoca enfermedades y es perjudicial para el planeta. Advirtieron que es difícil sustituir el contenido nutricional de la carne, argumentando que las comunidades más pobres con bajo consumo de carne sufren a menudo retraso del crecimientoemaciación y anemia por falta de nutrientes vitales y proteínas.

En los últimos años, la sociedad ha dado un impulso generalizado a las dietas basadas en plantas, con iniciativas como el “Veganuary” y los “Lunes sin carne”, que animan al público a alejarse de la carne.

El importante estudio Global Burden of Diseases, Injuries and Risk Factor Study, publicado en The Lancet en 2020, también sugirió que una dieta rica en carne roja era responsable de 896.000 muertes en todo el mundo y constituía el quinto factor de riesgo alimentario.

Pero los investigadores sostienen que la carne no procesada proporciona la mayor parte de la ingesta de vitamina B12 en las dietas humanas, desempeña un papel importante en el suministro de retinol, ácidos grasos omega-3 y minerales como el hierro y el zinc, así como compuestos importantes para el metabolismo, como la taurina y la creatina.

‘Fatalmente erróneo desde el punto de vista científico’

En un artículo publicado en la revista, los expertos no hallaron pruebas sólidas de que la carne roja fuera peligrosa por debajo de los 75 gramos diarios, y afirmaron que la relación entre carne roja y enfermedad desaparecía cuando formaba parte de una dieta sana, lo que sugería que era el resto de la dieta lo que alimentaba los problemas de salud.

La Dra. Alice Stanton, del Real Colegio de Cirujanos de Irlanda, una de las autoras de la revisión, afirmó: “Las pruebas revisadas por pares publicadas reafirman que [el Global Burden of Disease Risk Factors Report de 2019 que afirmaba que el consumo de incluso pequeñas cantidades de carne roja perjudica la salud es fatalmente erróneo desde el punto de vista científico“.

“De hecho, eliminar la carne fresca y los lácteos de las dietas perjudicaría la salud humana. Las mujeres, los niños, los ancianos y las personas con bajos ingresos se verían especialmente afectados“.

El Servicio Nacional de Salud en Inglaterra (NHS) también aconseja que la carne roja -como la ternera, el cordero y el cerdo- es una buena fuente de proteínas, vitaminas y minerales y puede formar parte de una dieta equilibrada, aunque advierte de que comer más de 90g al día puede aumentar el riesgo de cáncer de intestino. La nueva edición incluye una declaración firmada por casi 1000 científicos de todo el mundo en la que se afirma que la ganadería es demasiado importante para la sociedad como para “convertirse en víctima del fanatismo“.

La Declaración de Dublín incluye firmantes de las universidades de Cambridge, Edimburgo, Bristol, Belfast, Newcastle, Nottingham y Surrey, así como varios científicos de la universidad británica Harper Adams, líder mundial en agricultura y ganadería. Los alimentos derivados de la ganadería aportan una serie de nutrientes esenciales y otros compuestos beneficiosos para la salud, muchos de los cuales están ausentes en las dietas incluso de las poblaciones con mayores ingresos, afirma la declaración.

“Las personas con buenos recursos pueden conseguir dietas adecuadas restringiendo en gran medida la carne, los lácteos y los huevos. Sin embargo, este enfoque no debería recomendarse para la población general. Los investigadores advirtieron que entre las personas que necesitan consumir productos animales se encuentran los niños pequeños, los adolescentes, las mujeres embarazadas y lactantes, las mujeres en edad reproductiva, los adultos mayores y los enfermos crónicos.

“Agendas de receta única”

En palabras del Dr. Wilhelm Windisch, experto en nutrición agrícola de la Universidad Técnica de Munich: “Los animales de granja y de rebaño mantienen un flujo circular de materiales en la agricultura al utilizar y reciclar grandes cantidades de materiales que los humanos no pueden comer, convirtiéndolos en alimentos densos en nutrientes de alta calidad”. “Los programas de receta única, como la reducción drástica del número de cabezas de ganado, podrían acarrear consecuencias medioambientales y nutricionales a gran escala“.

La intervención fue acogida con satisfacción por la Unión Nacional de Agricultores (NFU), que esta semana promovía la Semana de la Gran Carne de Vacuno Británica. Richard Findlay, presidente de la junta de ganaderos de la NFU, declaró “Esta investigación revisada por expertos confirma lo que siempre hemos sabido: que la carne roja es una proteína nutritiva y de calidad que desempeña un papel fundamental en una dieta equilibrada, sana y sostenible.

“Durante la Great British Beef Week de esta semana, podemos celebrar la sostenibilidad de la carne de vacuno británica y los beneficios medioambientales que aportan nuestros rebaños de pastoreo”.

El equipo de Global Burden of Diseases no ha respondido en el momento de la publicación.

Deja una respuesta

Comentarios

No hay comentarios aún. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja un comentario