Barack Obama impulsa las “huellas digitales” para luchar contra la “desinformación”

Traducido de https://www.breitbart.com por TierraPura.org

El ex presidente demócrata de los  Estados Unidos, Barack Obama, que contribuyó decisivamente a alimentar la narrativa de la “desinformación” en los medios de comunicación antes de dejar el cargo, tiene una nueva palabra de moda: “huellas digitales”.

Barack Obama quiere que se pueda rastrear claramente el origen de la información digital, como fotos y vídeos, para luchar contra la difusión de las falsificaciones (deepfakes).

“Esa tecnología ya está aquí”, dijo Obama en un debate con su antiguo asesor, David Axelrod, en el último podcast de la CNN. “Así que, de forma más inmediata, vamos a tener todos los problemas que teníamos antes con la desinformación, [pero] este próximo ciclo electoral será aún peor”.

“Además, la necesidad de que nosotros, el público en general, seamos consumidores más exigentes de noticias e información, la necesidad de que con el tiempo desarrollemos tecnologías para crear filigranas o huellas digitales que nos permitan saber qué es verdad y qué no lo es”.

La idea de luchar contra la “desinformación” rastreando el origen de la información digital no es nueva. Una coalición de empresas tecnológicas y de medios de comunicación liderada por Microsoft ya está intentando convertir esta tecnología en la norma del sector, al igual que otra coalición con objetivos similares liderada por Adobe.

Antes de dejar el cargo, el presidente Obama contribuyó a desatar el pánico en los medios de comunicación por las “noticias falsas” -más tarde rebautizadas como “desinformación”-, que fue adoptado por los medios de comunicación, las ONG y las empresas tecnológicas como pretexto para suprimir los contenidos conservadores.

Horas antes del día de las elecciones de 2016, el presidente demócrata concedía entrevistas a los medios sobre los peligros de las “noticias falsas” (fake news) y, en las semanas posteriores a la elección de Donald Trump, aprovechó sus apariciones públicas para hablar del problema de la “desinformación.

Antes de esto, el tema no se discutía ampliamente en los medios. Después, estaba en todas partes. En 2020, era una parte clave de los esfuerzos de los medios de comunicación y la industria tecnológica para interferir en las elecciones.

Allum Bokhari es corresponsal sénior de tecnología en Breitbart News. Es autor del libro #DELETED: Big Tech’s Battle to Erase the Trump Movement and Steal The Election.

Deja una respuesta

Deja un comentario