El futuro de la industria china puede descansar en los hombros de los robots humanoides si el país logra cumplir con los nuevos objetivos oficiales que impulsan la producción masiva para el 2025 y alcanzar un nivel tecnológico avanzado global para el 2027.

Así lo dio a conocer el Ministerio de Industria y Tecnología de la Información (MIIT), el ministerio de Pekín que supervisa el sector industrial del país.

Se trata del intento más reciente de China por acelerar el desarrollo de su industria local de robótica y promover la autosuficiencia tecnológica en medio de la feroz competencia en áreas tecnológicas clave, como los chips.

El gigante asiático ya ha avanzado en robótica industrial, superando a Estados Unidos por primera vez en 2021 para convertirse en el quinto país más automatizado del mundo, según el Informe Mundial de Robótica 2022 publicado por la Federación Internacional de Robótica.

Se espera que industrias como la salud, servicios domiciliarios, agricultura y logística vean un aumento en el uso de robots.

Sabiduría china e innovación disruptiva

Al comienzo de un documento que detalla las pautas y objetivos, el MIIT dijo que los robots humanoides probablemente «se convertirían en otra innovación disruptiva después de las computadoras, los teléfonos inteligentes y los vehículos de energía nueva, lo que podría cambiar profundamente la producción y la forma en que los humanos viven y remodelar el patrón del desarrollo industrial global».

El documento también menciona el requerimiento de enfocarse en el «cerebro», «cerebelo» y «miembros» de los robots humanoides, liderados por avances en inteligencia artificial, como modelos de lenguaje amplio. De esta manera, se espera acelerar el desarrollo y mejorar las capacidades de robots humanoides para usar en condiciones difíciles y peligrosas, sobre todo en el sector manufacturero.

«Con la mira puesta en establecer estándares mundiales para la incipiente industria, participaremos en el establecimiento de reglas y estándares internacionales y contribuiremos con la “sabiduría china” al desarrollo de la industria global de robots humanoides», afirmó el MIIT en una interpretación separada de las pautas.

Pekín está ansioso por impulsar su sector de fabricación avanzada y mejorar la autosuficiencia frente a las restricciones de Estados Unidos. Una población en declive y un débil crecimiento económico alimentan aún más estos esfuerzos.

Fuente: SCMP. Edición: MP

Deja una respuesta

Comentarios

No hay comentarios aún. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja un comentario