Search
jueves 29 octubre 2020
  • :
  • :

La revista médica New England Journal of Medicine pide una vacuna obligatoria contra el covid: “El incumplimiento debería conllevar una penalización”

Un artículo publicado en el New England Journal of Medicine 1 ha pedido que se imponga una vacuna contra el coronavirus y describió estrategias sobre cómo los estadounidenses podrían ser FORZADOS a tomarla.

El documento advierte que un mandamiento inmediato para la vacuna provocaría demasiada resistencia y reacción, por lo que los escritores sugieren que al principio debería ser voluntario.

Sin embargo, sugiere que si no hay suficientes personas dispuestas a recibir la vacuna dentro de las primeras semanas de su disponibilidad, debería transformarse en una obligación, con multas impuestas por el rechazo.

El documento describe “seis criterios desencadenantes” que deben cumplirse antes de que la vacuna se vuelva obligatoria, y que primero se debe implementar en datos demográficos específicos de la población.

“Solo los grupos recomendados deben ser considerados para un mandamiento de vacunación”, inicialmente, según el documento, que cita a los “grupos de alto riesgo” como el primer grupo de personas.

“Los ancianos, los profesionales de la salud que trabajan en situaciones de alto riesgo o que trabajan con pacientes de alto riesgo… personas con ciertas afecciones médicas subyacentes”, así como aquellos en “entornos de alta densidad como prisiones y dormitorios”2 deben ser obligatorios para conseguir el vacunamiento, dice el periódico.

También sugiere que los miembros del servicio militar en servicio activo deberían estar entre los primeros que se ven obligados a vacunarse. El documento proclama que “el incumplimiento debe incurrir en una sanción” y señala que debe ser “relativamente sustancial”.

Sugiere que se deben emitir “órdenes de suspensión del empleo o de quedarse en casa“, pero que se deben desalentar las multas porque pueden ser impugnadas legalmente y “pueden avivar la desconfianza sin mejorar la aceptación“.3

El documento también sugiere que las autoridades sanitarias gubernamentales deberían evitar hacer pública su estrecha relación con los fabricantes de vacunas, para sofocar la desconfianza del público.

Casualmente, los autores del artículo residen en Yale y Stanfordinstituciones que han recibido fondos sustanciales de la Fundación Bill y Melinda Gates para el desarrollo de vacunas.4

La perspectiva de negar la libertad de movimiento a quienes se niegan a vacunarse se ha planteado recientemente en el Reino Unido, donde los funcionarios de salud del gobierno también han sugerido que el vacunamiento debería ser obligatorio .

En los EE. UU., se han hecho peticiones para que cualquier vacunación sea obligatoria, y medios de comunicación como el New York Times expresaron su preocupación de que la mitad de los estadounidenses se negarían a tomarla.

En Canadá, una encuesta reveló recientemente que el 60 por ciento piensa que cuando una vacuna para el coronavirus esté disponible debería ser obligatoria.

Además, la actual directora de salud pública de Canadá apareció en un documental de 2010 recientemente resurgido en el que abogaba por el uso obligatorio de “brazaletes de rastreo“5 para las personas que se niegan a vacunarse después de un brote de virus.

El artículo original puede consultarse aquí: https://summit.news/2020/10/02/medical-journal-calls-for-mandatory-covid-vaccine-noncompliance-should-incur-a-penalty/

1- New England Journal of Medicine es una revista médica con sistema revisión por pares publicada por la Sociedad Médica de Massachusetts, con sede central en Boston, Estados Unidos.

2- Dormitorios podría referirse a las universidades de estudiantes que poseen dormitorios para sus estudiantes o a residencias de ancianos.

3- Los autores del artículo admiten que las multas y el confinamiento no solo no sirven de nada, sino que pueden ir contra leyes fundamentales. Finalmente concluyen que multar por no vacunarse obligatoriamente no solo haría que la gente no aceptase la vacuna, sino que además desconfiase de ella.

4- Como no podía ser de otra forma, la Fundación Bill y Melinda Gates está detrás de la idea de la vacunación obligatoria contra el covid-19. No solo eso, además financian a varias universidades importantes y de prestigio con cuantiosas sumas de dinero para vender la idea de que la vacunación forzosa y obligatoria contra el covid-19 es algo bueno. Otro dato interesante es que el Gobierno de Estados Unidos está íntimamente relacionado con los fabricantes de vacunas y que es algo que no deberían conocer los ciudadanos.

5- “brazaletes de rastreo” puede referirse a los brazaletes o pulseras de rastreo que llevan ciertos presos en libertad condicional en EE.UU. Los presos en cuestión no residen en la cárcel pero tienen que llevar obligatoriamente un brazalete o pulsera de rastreo GPS que no pueden quitarse bajo ningún concepto y que delata constantemente su posicionamiento o si salen de sus casas o lugar de trabajo incumpliendo su libertad condicional.

¿Soy yo solo o también a ustedes se les antoja el punto 5 a la dictatorial Alemania nazi y los judíos, solo que estaríamos en una versión aberrante, orwelliana y distópica?. 

Visto en: El Blog de Skiper

loading...



Deja una respuesta

Deja un comentario