Search
martes 24 noviembre 2020
  • :
  • :

Alemania y la OTAN se preparan en secreto para una guerra nuclear

Por Mundo Esotérico y Paranormal

Hace setenta y cinco años, Estados Unidos probó la primera arma nuclear en Nuevo México y luego utilizó una para destruir Hiroshima y otra para “barrer” Nagasaki. Tan devastadoras como fueron, esas bombas atómicas eran pequeñas para los estándares actuales, cada una explotando con solo una décima parte del rendimiento explosivo de las ojivas típicas ahora desplegadas en misiles, submarinos y aviones por varios países.

Afortunadamente, no se han utilizado armas nucleares en combate desde los bombardeos en Japón, pero el riesgo de una guerra nuclear aumentó durante la Guerra Fría. 

Y en los en los últimos tres años el riesgo nuclear es cada vez mayor. Estados Unidos y Rusia han abandonado los tratados de control de armas nucleares, han comenzado a desarrollar nuevos tipos de armas nucleares y han ampliado las circunstancias en las que podrían utilizar este tipo de capacidades militares. Y lo que muchos no saben es que dentro de muy poco podría comenzar un “intercambio nuclear”.

Máxima tensión

La Luftwaffe (Fuerza Aérea de Alemania) participó en ejercicios secretos con el nombre en clave “Steadfast Noon”, que implicaron el uso de aviones diseñados para transportar armas nucleares en tiempos de guerra. Según informa la agencia de noticias alemana Deutsche Presse-Agentur, los simulacros se realizaron en la base aérea de Nörvenich, en la región de Renania, al oeste de Alemania, donde al parecer alberga misiles estadounidenses, supuestamente desplegados en el país.

La Luftwaffe no utilizó armas nucleares reales en el ejercicio militar, sino que más bien estaba practicando el transporte de estos armamentos desde los almacenes subterráneos donde supuestamente se almacenan, y entrenando para conectarlos a aviones con capacidad nuclear. Según los informes, los simulacros “Steadfast Noon” se realizan todos los años y se utilizan para entrenar a las fuerzas de la OTAN en escenarios de guerra nuclear. 

Sin embargo, este año coincidieron con los ejercicios de la “Resilience Guard”, que se realizan en la Base aérea de Büchel, otras instalaciones militares que también alberga arsenal nuclear estadounidense.

Como parte de los “juegos de guerra” de Resilient Guard, la Fuerza Aérea alemana se entrenó para defender la base contra ataques aéreos utilizando los sistemas de misiles American Patriot. Pero lo más preocupante de todo es que los ejercicios militares del “Steadfast Noon” de este año se producen en medio del reciente aumento de las tensiones entre las potencias nucleares mundiales. 

La decisión de Estados Unidos de retirarse del Tratado sobre Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio (INF) en agosto de 2019 y las perspectivas poco claras del nuevo Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START) que expira en 2021, contribuyen a estas preocupaciones.

El acuerdo INF limitó la capacidad de Rusia y Estados Unidos para desarrollar sistemas de misiles que operan en rangos de entre 500 y 5.500 kilómetros, mientras que el tratado New START ha estado restringiendo los arsenales nucleares de los dos estados. Washington insinuó que podría restaurar el INF si China se une al acuerdo y está intentando que Pekín negocie con Rusia en relación con la extensión del acuerdo New START.

Sin embargo, China enfatizó que no tiene el interés ni la necesidad de participar en ninguno de estos acuerdos, ya que su arsenal nuclear es mucho menor en comparación con los de Rusia y Estados Unidos.

¿Inminente guerra nuclear?

Y, por si fuera poco, el 10 de octubre, Corea del Norte reveló al mundo una sorpresa aterradora. Era un enorme misil balístico intercontinental, que los expertos llamaron “el monstruo”. Rápidamente, el secretario de Defensa de los Estados Unidos, Mark Esper, dijo que los programas nucleares de Corea del Norte representan una amenaza global.

La aparición del nuevo misil balístico intercontinental durante el desfile provocó inquietud entre los analistas occidentales. Todo esto nos demuestra que no solo la humanidad se enfrenta una amenaza invisible llamada COVID-19, sino que también a las locuras de los líderes mundiales.

Hay que recordar que hubo momentos en la historia reciente en los que creímos que la humanidad llegaría a su fin a través de la guerra nuclear. El mundo observó con ansiedad durante 13 días cómo los Estados Unidos y la Unión Soviética se acercaban al borde de la devastación nuclear durante la crisis de los misiles en Cuba en 1962.

A medida que las superpotencias del mundo desarrollaban un suministro cada vez mayor de ojivas nucleares a un ritmo alarmante, fueron muchos los que tomaron medidas para prepararse para el peor de los casos. 

Si bien términos como “invierno nuclear” se escondieron en lo más recóndito de nuestra psique durante cinco décadas, el panorama geopolítico del mundo ha cambiado, haciendo que nos cuestionemos el futuro de nuestro mundo, especialmente para las generaciones venideras.

Lo que está claro es que las tensiones entre las superpotencias y los ejercicios militares podrían ser la señal definitiva de que estos a las puertas de una guerra nuclear, donde de nuevo la humanidad es la víctima.

¿Crees que estamos a las puertas de una guerra nuclear?

loading...



Deja una respuesta

Deja un comentario