Search
miércoles 1 diciembre 2021
  • :
  • :
Ultimas actualizaciones

Apps en desarrollo para el pasaporte global de vacunas global a cumplir con la agenda totalitaria de “un único orden mundial”

Por Dr. Joseph Mercola / Mercola.com

Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Se espera que los pasaportes de vacunas, introducidos apresuradamente como un subproducto de la pandemia COVID-19, estén “ampliamente disponibles” durante la primera mitad de 2021. “Tenga la seguridad de que los cerebritos están en ello”, Brian Behlendorf, director ejecutivo de la Fundación Linux, dijo a CNN Business.1

La Fundación Linux se ha asociado con IBM, la Iniciativa de Credenciales COVID-19 y CommonPass, un “pasaporte de salud” digital, con el fin de desarrollar aplicaciones de credenciales de vacunas que serán aplicables a nivel mundial.

Si la iniciativa tiene éxito, es probable que se le requiera sacar un certificado de vacunas en su teléfono mostrando cuándo y dónde fue vacunado, junto con qué tipo de vacuna, con el fin de subir a un avión o asistir a un evento en interiores, como un concierto, para empezar.

“Si tenemos éxito, deberías ser capaz de decir: Tengo un certificado de vacunas en mi teléfono que obtuve cuando fui vacunado en un país, junto con su propio tipo de prácticas de gestión de la salud… que utilizo para subirme a un avión a un país completamente diferente y luego presenté en ese nuevo país una credencial de vacunación para poder ir a ese concierto que se celebraba en interiores y en el que la asistencia estaba limitada a los que han demostrado que se han vacunado”, dijo Behlendorf.2

La idea de tener que presentar pruebas de un procedimiento médico voluntario para viajar o asistir a eventos públicos no tiene precedentes en los EEUU, pero se presenta como una medida para proteger la salud pública. En realidad, su libertad de seguir con su vida diaria normal está siendo amenazada, a menos que consienta en recibir una vacuna COVID-19. Y esto puede ser sólo el comienzo.

Lo que necesita saber sobre CommonPass

El Proyecto Commons y el Foro Económico Mundial crearon la Red de Fideicomiso Común, que desarrolló la aplicación CommonPass, que tiene por objeto servir de pasaporte sanitario en un futuro próximo.

La aplicación permite a los usuarios cargar datos médicos como el resultado de una prueba de COVID-19 o un certificado de vacunación, que luego genera un código QR que se mostrará a las autoridades como su pasaporte sanitario.3 El marco común propuesto “para la reapertura segura de las fronteras” en todo el mundo implica lo siguiente:4

– Cada nación debe publicar sus criterios de evaluación de salud para la entrada en el país utilizando un formato estándar en un marco común

– Cada país debe registrar instalaciones de confianza que realicen pruebas de laboratorio de COVID-19 para viajes al extranjero y administren las vacunas que figuran en el registro CommonPass

– Cada país aceptará la condición de examen médico de los visitantes extranjeros mediante aplicaciones y servicios basados en el marco de CommonPass

– La identificación del paciente se tomará en el momento de la recogida de la muestra y/o la vacunación utilizando un estándar internacional

– El marco del CommonPass se integrará en los procesos de registro de reservas de vuelos y hoteles

Con el tiempo, el marco CommonPass se integrará con aplicaciones de salud personal ya existentes como Apple Health y CommonHealth. Si desea viajar, su historial médico personal será evaluado y comparado con los requisitos de entrada de un país, y si no los cumple, se le dirigirá a un lugar de pruebas y vacunas aprobado.

Los fundamentos de CommonPass se establecieron en un libro blanco del 21 de abril de 2020 de la Fundación Rockefeller5 y forman parte de la implantación de la vigilancia mundial y el control social conocidos como “el Gran Reinicio“.

Según la CNN, “las aerolíneas, entre ellas Cathay Pacific, JetBlue, Lufthansa, Swiss Airlines, United Airlines y Virgin Atlantic, así como cientos de sistemas de salud en todo el territorio de los EEUU y el gobierno de Aruba”, ya se han asociado con la Red de Fideicomiso Común y su aplicación CommonPass6

La aplicación CommonPass, las tarjetas inteligentes están llegando

CommonPass es sólo un ejemplo de las aplicaciones que se están desarrollando para rastrear su información personal de salud y convertirla en una identificación digital de salud que necesitará escanear para poder seguir con su vida diaria. IBM desarrolló el Pasaporte Sanitario Digital, que las compañías pueden usar para evaluar todo, desde los resultados de las pruebas de coronavirus y la vacunación hasta la temperatura de un individuo.

Si no tienes un teléfono móvil, no estarás exento de la necesidad de mostrar tus credenciales de salud. Las empresas que forman parte de la Iniciativa de Credenciales COVID-19 están trabajando en una tarjeta inteligente que actúa como una credencial digital de salud que puede presentarse fácilmente incluso si no se tiene un teléfono inteligente o una conexión estable a Internet.7

El 28 de agosto de 2020, Irlanda fue uno de los primeros en iniciar una prueba nacional de su nueva iniciativa Pasaporte Sanitario de Irlanda8 para rastrear y mostrar los resultados de las pruebas de COVID-19, y facilitar el aumento de las pruebas de COVID-19 para las empresas y el público, además de mostrar el estado de la vacunación COVID-19.9

Desde entonces, la iniciativa ha pasado a denominarse Pasaporte de Salud Europeo10 y afirma que el sistema se utilizará pronto en todo el mundo para los viajes internacionales. Aparte de los viajes y el turismo, los Pasaportes Sanitarios se utilizarán para fines de atención médica, eventos, fábricas y oficinas, e incluso en escuelas y guarderías.

Por lo tanto, para lograr la “libertad” que necesita para llevar su vida cotidiana normal, sólo necesita hacerse la prueba o vacunarse contra la COVID-19, hacer que un administrador de salud cree una cuenta de Pasaporte Sanitario a su nombre, descargar la aplicación en su teléfono, recibir los resultados de la prueba de COVID-19 en su teléfono (y volver a hacerse la prueba según sea necesario), y luego mostrar su estado de COVID-19 y su historial de vacunación siempre que se le solicite.

Para aquellos que no se han hecho la prueba, Health Passport Europe afirma que aún puede utilizar la tecnología inmediatamente descargando la aplicación Health Passport Scanner y usándola para escanear a otros cuando sea necesario.

Al escanear a otros para obtener su estado de COVID-19, “le da una gran seguridad a usted y a su familia durante toda su vida diaria, por ejemplo al utilizar los servicios, mientras viaja, en eventos, en el trabajo y mucho más.”11

Tratamiento especial “Igual que una vacuna obligatoria”

Si bien muchos países han sugerido que la vacuna COVID-19 no será obligatoria, al otorgar privilegios especiales a los vacunados, como la posibilidad de viajar, asistir a eventos sociales o incluso entrar en un lugar de trabajo, equivale esencialmente a lo mismo.

“Por muy importante que sea la vacunación para todos nosotros: No hay un tratamiento especial para los vacunados”, dijo el ministro del Interior alemán Horst Seehofer al periódico Bild am Sonntag. “Distinguir entre los vacunados y los no vacunados sería lo mismo que una vacunación obligatoria.”12

Aun así, Thomas Mertens, jefe de la Comisión Permanente de Vacunación de Alemania (STIKO), ha declarado que los pasaportes de vacunas pueden ser utilizados algún día para permitir el acceso a viajes, restaurantes, conciertos y cines, y también pueden ser requeridos por ciertos negocios.

“Estos son acuerdos privados hechos por el dueño del restaurante, la aerolínea y el organizador del concierto”, dijo al periódico Die Welt. “Creo que algo así es posible. No soy abogado, y a fin de cuentas los abogados tendrán que decidir. “13

Seehofer, sin embargo, declaró que aunque el gobierno no podía impedir que las empresas exigieran la vacunación de sus clientes, estaba claramente en contra: “Todo lo que puedo hacer es advertir contra ello. Un tratamiento especial para los vacunados dividiría a la sociedad.”14

Mientras tanto, España, que tiene previsto vacunar a 2,3 millones de personas en un período de 12 semanas, mantiene un registro de las personas que rechazan la vacuna COVID-19 y tiene la intención de compartirlo con otros países de la Unión Europea.15 Aunque la vacuna es voluntaria, el sistema nacional de salud ya está llamando a los ciudadanos, lo que facilita el seguimiento de los que se niegan.

En 2018, la Comisión Europea elaboró una propuesta para fortalecer la cooperación contra las enfermedades prevenibles por vacunación, incluida una acción conjunta para aumentar la cobertura de la vacunación, en la que se afirmaba que “los programas de vacunación se han vuelto cada vez más frágiles; ante la escasa aceptación de las vacunas, la vacilación en materia de vacunas, el creciente coste de las nuevas vacunas y la escasez en la producción y el suministro de vacunas en Europa “16.

Al parecer, el intercambio de información sanitaria privada, incluido el de quien decide no recibir la vacuna COVID-19, forma parte de esa acción conjunta.

El seguimiento y la localización están aquí

Hace un año, habría sido difícil imaginar la aceptación generalizada de las aplicaciones para teléfonos móviles que recogen el estado de vacunación y lo convierten en un pasaporte sanitario que pronto tendrá que presentar para viajar o asistir a eventos recreativos como conciertos, o incluso para ir a la escuela o al trabajo. Pero en el contexto de una pandemia, de repente se percibe como algo necesario para la salud pública.

“¿Vacunado? Muéstranos tu aplicación”, se lee en un titular del New York Times del 13 de diciembre de 2020, en el que se afirma que las aerolíneas United, JetBlue y Lufthansa planean introducir el CommonPass en las próximas semanas.17 “Es sólo el comienzo de una presión para obtener las credenciales digitales Covid-19 que pronto podrían ser adoptadas por los empleadores, las escuelas, los campamentos de verano y los lugares de entretenimiento”, añadió el Times.

De hecho, el Dr. Brad Perkins, director médico de la Fundación del Proyecto Comunitario, añadió: “Es probable que esta sea una necesidad de la nueva normalidad con la que tendremos que lidiar para controlar y contener esta pandemia”.

Conseguir que los pasaportes sanitarios se conviertan en una nueva normalidad ha sido, de hecho, parte del plan desde el principio del Proyecto Commons, que comenzó a desarrollar un software que rastrea los datos médicos mucho antes de la pandemia de COVID-19.18 “Pero los picos en los casos de virus en todo el mundo esta primavera aceleraron su trabajo”, informó The New York Times.

No se trata de enfermedades infecciosas

Ahora asociado con el Foro Económico Mundial, el CommonPass representa la etapa inicial del rastreo y la localización en masa, bajo el pretexto de mantener a todos a salvo de las enfermedades infecciosas.

Es parte del Gran Reinicio y de la cuarta revolución industrial, cuyas tuercas y tornillos se reducen al transhumanismo. En años pasados, este plan se denominó “nuevo orden mundial” o “un único orden mundial”. Todos estos términos, sin embargo, se refieren a una agenda que tiene el mismo objetivo final.

Como explica el periodista James Corbett, para aquellos que olvidaron lo que era/es el Nuevo Orden Mundial, es “la centralización del control en menos manos, la globalización [y] transformación de la sociedad a través de las tecnologías de vigilancia orwellianas “19.

En otras palabras, es la tecnocracia, en la que nosotros, el pueblo, no sabemos nada sobre la élite gobernante mientras que cada aspecto de nuestras vidas es vigilado, rastreado y manipulado para su beneficio. El seguimiento y rastreo de los resultados de las pruebas de COVID-19 y la vacunación están preparando el terreno para la vigilancia biométrica, el seguimiento y el rastreo, que finalmente se vinculará con todos los demás registros médicos, la identificación digital, la banca digital y un sistema de crédito social.

¿Qué se puede hacer? Informarse y compartir su conocimiento es el primer paso para proteger su libertad. A continuación, aprender el papel del sheriff local, que debe salvaguardar tus derechos constitucionales y proteger tus libertades civiles contra la extralimitación del gobierno.

Lo más importante es ponerse en contacto con el sheriff de su localidad e instarle a que aprenda sobre la Asociación de Sheriffs Constitucionales y Oficiales de la Paz (CSPOA).

El objetivo es crear una asociación entre el pueblo, el sheriff y los jefes de policía locales para asegurarse de que los sheriffs del condado estén capacitados en los derechos constitucionales y en su propio papel como guardianes de la Constitución y protectores de las libertades civiles, para que no sigan haciendo cumplir órdenes ilegales e inconstitucionales, sean cuales sean.

Referencias:

1, 2, 3, 6, 7 CNN December 27, 2020

4 World Economic Forum, CommonPass

5 The Rockefeller Foundation, National COVID-19 Testing Action Plan — Strategic Steps to Reopen Our Workplaces and Our Communities, April

21, 2020 (PDF)

8, 10 Health Passport Europe

9 PR Newswire August 28, 2020

11 Health Passport Ireland, How it Works, 4th dot

12, 13, 14 DW December 28, 2020

15 Yahoo News December 29, 2020

16 European Commission April 26, 2018

17, 18 The New York Times December 13, 2020

9 Corbett Report October 16, 2020




Deja una respuesta

Deja un comentario