Altos funcionarios israelíes anunciaron esta semana que abolirán el pasaporte de vacunas COVID, llamado “Pase Verde” en el país, para restaurantes, hoteles, gimnasios y teatros.

La actualización de la política entrará en vigencia este domingo 6 de febrero, dijo el gobierno del primer ministro Naftali Bennet, pendiente de la aprobación de un comité parlamentario. La política de prueba de vacunación de Israel permanecerá vigente para eventos como fiestas o bodas.

“Continuar con el pase verde de la misma manera puede crear falsas garantías”, dijo Nadav Davidovitch, epidemiólogo y médico de salud pública que asesora al gobierno del primer ministro Naftali Bennet. 

“No es reducir las infecciones en espacios cerrados como los teatros. Debe usarse principalmente para lugares de alto riesgo como hospitales, hogares de ancianos o eventos en los que se come, se canta y se baila”.

Anteriormente, algunos ministros israelíes han argumentado que no existe una justificación epidemiológica para extender el sistema de pasaporte de vacunas, que señalaron que es ineficaz para alentar a los reticentes a vacunarse.

El ministro de Finanzas, Avigdor Lieberman, escribió recientemente en Twitter: «Lo dije antes y lo diré de nuevo: no extenderemos el Pase Verde más allá del 6 de febrero, ni siquiera por un segundo».

Se han realizado pocos estudios, si es que se ha realizado alguno, para determinar si los pasaportes de vacunas realmente reducen el número de casos, hospitalizaciones o muertes por COVID-19. 

Algunos estudios lo que si han demostrado es que los sistemas de pasaporte pueden impulsar la aceptación de vacunas en los países que los tienen.

Corona.health.gov.il | TheEpochTimes

Visto en: Trikooba News

Deja una respuesta

Comentarios

No hay comentarios aún. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja un comentario