Italia advierte de que «la guerra mundial del pan ya está en marcha» e insta a detenerla antes de que «estallen nuevas guerras en África»

Por RT Sott.net

«Nos arriesgamos a la inestabilidad política en África, a la proliferación de organizaciones terroristas, a golpes de Estado: esto lo puede producir la crisis de cereales que estamos viviendo», dijo el canciller italiano, Luigi Di Maio.

El ministro de Exteriores de Italia, Luigi Di Maio, advirtió de que «la guerra mundial del pan» ya ha empezado como consecuencia de los problemas con la exportación de cereales de Ucrania, e instó a la comunidad internacional a «detenerla» antes de que «estallen nuevas guerras en África».

«La guerra mundial contra el pan ya está en marcha y debemos detenerla», afirmó Di Maio. «Nos arriesgamos a la inestabilidad política en África, a la proliferación de organizaciones terroristas, a golpes de Estado: esto lo puede producir la crisis de cereales que estamos viviendo», advirtió, citado este sábado por la agencia Ansa.

El canciller italiano insistió en que el presidente de Rusia, Vladímir Putin, «debe llegar a un acuerdo de paz lo antes posible» en su conflicto con Ucrania, «que también incluya un acuerdo sobre el trigo».

«Lo que estamos haciendo es trabajar para que Rusia desbloquee la exportación de grano en puertos ucranianos, porque en este momento corremos el riesgo de que estallen nuevas guerras en África«, aseguró Di Maio, que indicó que el próximo martes Italia mantendrá «una primera sesión de diálogo con los países mediterráneos sobre seguridad alimentaria».

«Trabajaremos con todos los socios junto con Alemania, Turquía, Francia y muchos otros para llegar al objetivo de desbloquear las cantidades de trigo que deben salir de Ucrania», prometió, destacando que actualmente se está viviendo «un momento histórico» en el que a nivel global se registra un aumento «en el costo del trigo y por lo tanto del pan», un alimento básico que «en algunas partes del mundo no pueden pagar».

Este viernes, Vladímir Putin aseguró que Rusia no obstaculiza los intentos de sacar el grano ucraniano de los puertos controlados por Rusia y propuso varias maneras de hacerlo. De acuerdo con el mandatario, una de ellas es a través de los puertos marítimos que Ucrania controla, como el de Odesa y otros cercanos. «No fuimos nosotros los que minamos las entradas de los puertos», manifestó, agregando que Moscú garantizará un paso seguro de buques si Kiev desmina los puertos.

El presidente señaló que el grano también puede ser sacado a través de los puertos del mar de Azov que Rusia controla, como los de Berdiansk y de Mariúpol, a través del río Danubio y Rumania, Hungría, Polonia o Bielorrusia, una opción que, según dijo, constituye «la vía más simple», aunque requiere el levantamiento de las sanciones impuestas contra Minsk. En ese contexto, reiteró que «no existe ningún problema para sacar el grano desde Ucrania».