Francia crea una unidad anticrisis para hacer frente a la peor sequía de su historia

Por RT

El Gobierno ya ha impuesto restricciones de agua en 93 de los 96 departamentos, de los que 62 se consideran «en crisis».

El Gobierno francés ha formado una unidad interministerial anticrisis para hacer frente a la peor sequía registrada de su historia, según lo anunció este viernes la oficina de la primera ministra, Elisabeth Borne.

La jefa del Ejecutivo dijo que muchas áreas en Francia estaban pasando por lo que calificó de una «situación histórica», al tiempo que advirtió que las condiciones podrían empeorar. «La sequía excepcional que estamos viviendo actualmente está privando de agua a muchos municipios y es una tragedia para nuestros agricultores, nuestros ecosistemas y la biodiversidad», señaló.

El grupo de trabajo interministerial coordinará el suministro de agua a las áreas más afectadas y hará un seguimiento del impacto de la sequía en la producción de energía y en la agricultura, detalló. Asimismo, garantizará los ascensos desde las prefecturas de las zonas más afectadas y supervisará la acción de las autoridades públicas, en particular para «abastecer de agua a los municipios» y realizar «entregas de agua potable».

Borne hizo una llamada a la responsabilidad en el uso diario del agua. Mientras tanto, se seguirán tomando «medidas restrictivas donde sea necesario» para priorizar las necesidades de saludseguridad y abastecimiento de agua potable, medidas que podrían afectar a todos los sectores no prioritarios, así como a las personas.

El Gobierno ya ha impuesto restricciones de agua en 93 de los 96 departamentos, de los que 62 se consideran «en crisis».

Más de 100 pueblos están sin agua potable, dijo el viernes el ministro para la Transición Ecológica, Christophe Béchu, citado por los medios. En estos municipios «hay abastecimientos que se hacen con camiones de agua potable que se transportan […], ya que no queda nada en las tuberías», precisó.

Por otra parte, el proveedor de electricidad francés EDF anunció este viernes que ha tenido que reducir o incluso suspender la producción en tres plantas nucleares debido a las altas temperaturas alcanzadas por el agua de los ríos que usan para su refrigeración.