¿Qué consecuencias tendrá la decisión de la OPEP+ de recortar la producción de petróleo?

Por RT

El organismo aprobó este miércoles reducir la producción de crudo en 2 millones de barriles diarios, a pesar de la presión de EE.UU.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo Plus (OPEP+) aprobó este miércoles recortar la producción de petróleo en 2 millones de barriles diarios. De acuerdo con el grupo, la decisión se tomó «a la luz de la incertidumbre que rodea las perspectivas económicas globales y el mercado del petróleo».

Los miembros de la organización comenzarán a reducir la producción en noviembre.

«No estamos poniendo en peligro los mercados energéticos. Estamos proporcionando seguridad y estabilidad a los mercados energéticos«, indicó el secretario general de la organización, Haitham al-Ghais, en una rueda de prensa celebrada tras la reunión del grupo de países petroleros. «Todo tiene un precio. La seguridad energética también tiene un precio», agregó.

Se trata de la mayor disminución en la producción desde el comienzo de la pandemia de covid-19, cuando la organización la recortó en 10 millones de barriles debido a la caída de la demanda.

Cabe recordar que los precios del petróleo eran superiores a los 120 dólares y se desplomaron hasta los 80 dólares en junio por el temor a la posibilidad de una recesión económica mundial. Según los expertos, el actual recorte de producción representa un intento de estabilizar esta caída.

Tras el anuncio, el precio de crudo Brent y el WTI creció aproximadamente un 1 %.

EE.UU. critica la decisión

Previamente, se reportó que EE.UU. se oponía firmemente al recorte de producción y estaba manteniendo negociaciones con miembros de la organización para que no lo apoyaran. En Washington temían que la reducción de la producción provocase un aumento de los precios del petróleo y la gasolina en un momento inoportuno: en vísperas de las elecciones de medio mandato que se celebrarán el 8 de noviembre.

Después de que se diera a conocer el paso de la OPEP+, la Casa Blanca emitió un comunicado en el que precisó que el presidente de EE.UU., Joe Biden, está «decepcionado por la decisión miope». «En un momento en el que el mantenimiento del suministro mundial de energía tiene una importancia fundamental, esta decisión tendrá un impacto más negativo en los países de ingresos bajos y medios, que ya se están tambaleando por los elevados precios de la energía», reza el comunicado.

 

Se señala que Biden continuará ordenando la liberación de millones de barriles de la Reserva Estratégica de Petróleo del país, y que está dando instrucciones al secretario de Energía para que estudie la posibilidad de seguir aumentando la producción nacional a corto plazo. Además, la Administración va a consultar al Congreso estadounidense cuáles son las «herramientas y autoridades adicionales para reducir el control que tiene la OPEP sobre los precios de la energía».

Por su parte, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, declaró que «está claro que la OPEP+ se alinea con Rusia con el anuncio de hoy», calificando la decisión del grupo de un «error».

Al respecto, Bill Farren-Price, jefe de análisis macro de petróleo y gas en la empresa de investigación Enverus, indicó, citado por The New York Times, que el nuevo paso de la OPEP+ «no es en absoluto lo que la Casa Blanca quiere y es exactamente lo que Rusia quiere».

Un «movimiento motivado egoístamente»

Respecto a la decisión, Stephen Brennock, analista senior en PVM Oil Associates, declaró que, «según sus propias palabras, la misión de la OPEP es garantizar un entorno de precios adecuado tanto para consumidores como productores», pero «la decisión de reducir la producción en el entorno actual va en contra de este objetivo», recoge la CNBC. «La nueva contracción de suministros, ya apretados, será una bofetada en la cara para los consumidores. El movimiento motivado egoístamente está dirigido puramente al beneficio de los productores», indicó, agregando que el grupo «está dando prioridad al precio sobre la estabilidad en un momento de gran incertidumbre en el mercado del petróleo».

Por su parte, Rohan Reddy, director de investigación en Global X ETFs, pronosticó que la medida provocará el aumento del precio del petróleo hasta unos 100 dólares por barril.

La compañía de investigación Rystad Energy, no obstante, opina que el efecto de la medida será suavizado debido a la sobreoferta que se registrará hasta final de año. «Es poco probable que el recorte anunciado de cualquier volumen sea aplicado plenamente por todos los países, ya que el grupo se ve superado por tres millones de barriles al día con respecto a su techo de producción establecido», declaró su analista Jorge Leon, citado por la CNN.

En el mismo sentido se expresó Gary Peach, analista de mercados de petróleo en Energy Intelligence, quien señaló que miembros del grupo ahora suministran menos petróleo de lo que establecen sus cuotas y sostuvo que la parte del recorte de la organización está solo «sobre el papel». «Solo aproximadamente la mitad de esto son barriles reales», dijo, recoge AP.