El mayor productor mundial de azúcar reduce drásticamente su exportación

Por RT

El Gobierno indio ha aprobado la venta de 6 millones de toneladas de azúcar, en comparación con los más de 11 millones de toneladas de la temporada anterior.

La India, el mayor productor de azúcar del mundo, ha aprobado este sábado la exportación de 6 millones de toneladas de este producto para la temporada de comercialización 2022-2023, reduciéndola drásticamente en comparación con el año pasado.

«Con el fin de evitar la exportación incontrolada de azúcar y con miras a garantizar una disponibilidad suficiente de azúcar para el consumo interno a un precio razonable, el Gobierno ha decidido permitir la exportación de azúcar hasta un límite razonable desde 01.11.2022 hasta 31.10.2023», reza el comunicado emitido por el Ministerio de Alimentos.

El organismo precisó que la cantidad asignada tendrá que ser suministrada al mercado extranjero antes del 31 de mayo de 2023, lo cual indica que es posible que se permita un aumento de la cuota de venta hasta la fecha límite del 31 octubre del año que viene, teniendo en cuenta que la India exportó un máximo histórico de más de 11 millones de toneladas de azúcar durante la temporada 2021-2022recoge Bloomberg.

Por su parte, los empresarios de la industria confiaban en que el Gobierno permitiría exportar 8 o 9 millones de toneladas de azúcar en dos tramosY pese a que el comunicado oficial no menciona esta posibilidad, fuentes comerciales y gubernamentales citadas por Reuters indicaron que era una opción bastante viable, puesto que se espera que por segundo año consecutivo la India produzca una cantidad de azúcar récord. Se pronostica que la producción de azúcar en el país asiático alcance 35,5 millones de toneladas este año.

En mayo Nueva Delhi ya introdujo una restricción a la exportación de azúcar por primera vez en seis años para hacer frente a un aumento de los precios internos debido a la creciente demanda en el extranjero. La decisión limitaba las exportaciones a 10 millones de toneladas.

En el contexto de la crisis energética mundial, los principales exportadores del producto han comenzado a convertir la caña de azúcar en biocombustible para los automóviles. Al mismo tiempo, la producción de azúcar y el suministro al mercado han disminuido.