Search
martes 20 octubre 2020
  • :
  • :

“La profecía”, la película más maldita de todos los tiempos

Por Mundo Esotérico y Paranormal

De todas las producciones cinematográficas malditas del mundo, La profecía (The Omen) es considerada una de las peores de todos los tiempos. La historia es sencilla, un hombre sin saberlo adopta al Anticristo como su hijo. Dirigida por Richard Donner e interpretada por Gregory Peck y Lee Remick, es una de las franquicias de terror más exitosas, por no decir que cuenta con una de las mejores bandas sonaras de terrero de la historia compuesta por Jerry Goldsmith.

Pero ¿qué ocurrió para que los productores creyeran que realmente el diablo les estaba castigando por hacer la película? ¿La profecía está realmente maldita?

The Omen siguió los pasos de dos de las películas de terror más exitosas de la década de 1970 y esperaba utilizar el mismo tema para atraer al público. Sin embargo, a los productores se les tendría que haber advertido sobre las anteriores maldiciones“La semilla del diablo (Rosemary’s Baby, 1968)» y “El exorcista (The Exorcist, 1973)”.

La inquietante filmación de la película La profecía incluye misteriosos sucesos, extrañas casualidades y muertes. Comenzamos nuestro recorrido por la maldición de La profecía.

La decapitación

Después de ayudar a crear efectos especiales para The Omen, el diseñador John Richardson comenzó a trabajar en “Un puente lejano (A Bridge Too Far)”. Estaba en Holanda con su mujer y creadora de efectos especiales Liz Moore, y mientras conducían por una carretera vacía una noche, chocaron de frente con otro vehículo. Richardson quedó inconsciente, pero Moore fue decapitado cuando una de las ruedas la golpeó. 

Cuando Richardson se recuperó, descubrió que la tragedia era una coincidencia espeluznante con una escena de decapitación horriblemente espantosa que había diseñado para The Omen. También dijo que antes del accidente vio una señal de tráfico que señalaba que la ciudad de Ommen, que se encontraba a 66,6 kilómetros de distancia.

Un tigre mató al entrenador de babuinos

En una escena escalofriante de la película, Lee Remick, que interpretaba a la madre de Damien, está completamente aterrorizada por un grupo de babuinos que atacan su vehículo. Según Richard Donner, sus gritos de miedo eran completamente reales. 

El equipo había colocado un babuino dentro del coche para provocar a los primates y luego filmaron su violenta reacción. Aunque el incidente de Remick podría ser una simple anécdota, el día después el entrenador de los babuinos fue asesinado por un tigre. Lo agarró por la cabeza y lo mató al instante.

Los rayos de la muerte

En octubre de 1975, Gregory Peck estaba en un avión con destino a Londres para la filmación de la película cuando el avión en el que viajaba fue alcanzado por un rayo. El rayo provocó que uno de los motores se incendiara y el avión estuvo muy cerca de estrellarse en el Océano Atlántico. 

Unas semanas más tarde, el productor Mace Neufeld se dirigía al rodaje cuando su avión también fue impactado por otro rayo mientras cruzaba el Atlántico.

Dos incidentes previos a la producción relacionados con los rayos pueden ser aterrador, pero después de que el guionista David Seltzer viajara en un avión que también fue alcanzado por un rayo, indicaba que todo podría ser más que una simple casualidad. 

Y si estos tres incidentes no fueron lo suficientemente convincentes, el productor Harvey Bernard también estuvo muy cerca de ser alcanzado por un rayo mientras filmaba en Roma.

Los rottweilers

Una de las escenas más memorables de La profecía involucra a Gregory Peck tratando de escapar de un cementerio mientras es atacado por un grupo de rottweilers. Varios de estos canes cuidadosamente entrenados fueron utilizados para la película y recibieron instrucciones de atacar a un especialista en lugar de Peck. El especialista se puso el traje de adiestramiento y los perros fueron liberados, pero algo salió mal. 

Por razones desconocidas, los rottweilers comenzaron a atacar al especialista violentamente y sus colmillos atravesaron el equipo de protección. Incluso ignoraron a su entrenador cuando se les ordenó detenerse. Afortunadamente, el especialista sobrevivió.

Los atentados del IRA

Después de sobrevivir al terror inducido por los rayos en su vuelo al extranjero, el productor Mace Neufeld estuvo implicado en otros incidentes relacionados con la maldición. Mientras se hospedaba en el hotel Hilton en Londres, el Ejército Republicano Irlandés (IRA) atento contra el edificio.

Afortunadamente, ninguno de los dos estaba en el hotel en ese momento. Varios días después, Neufeld junto con otros productores y Gregory Peck se dirigían a un restaurante cuando el IRA también atentó en el lugar.

El avión maldito

Para obtener algunas tomas aéreas para la película, el equipo contrató una avioneta local. En el último minuto, la compañía aérea cambió los planes y alquiló el avión a otro grupo de personas, por lo que el equipo de La profecía se vio obligado a posponer temporalmente la filmación.

Esto resultó ser un giro extremadamente afortunado de los acontecimientos, ya que el avión que habían alquilado se estrelló, al parecer por culpa de una bandada de pájaros al despegar.

“El empujón del diablo”

Cuando el especialista Alf Joint terminó de filmar escenas para The Omen, se incorporó al equipo de “Un puente lejano (A Bridge Too Far)”. Por un lado, debía saltar de un edificio alto y caer en una colchoneta de aire, algo que había hecho innumerables veces sin problemas.

Sin embargo, esta vez saltó de una manera errónea e impacto contra el suelo. Fue llevado al hospital y afortunadamente sobrevivió. Cuando recuperó la conciencia, dijo que sentía que lo habían empujado.

El suicidio del hijo de Gregory Peck

En junio de 1975, se descubrió que el hijo de Gregory Peck, Johnathan, se había suicidado con un disparo en la cabeza. Aunque no hubo nota, su muerte fue declarada suicidio y Peck quedó devastado por la pérdida.

Su agente le ofreció hacer el papel de Richard Thorn en la película La profecía, ya que quería que el actor canalizara su dolor en un proyecto, a pesar de que debía interpretar un hombre que debía matar a su hijo.

La catedral de Guildford

La catedral de Guildford, ubicado en Guildford, Surrey, Inglaterra, fue un lugar emblemático para la película, pero después del estreno de The Omen, los sacerdotes tuvieron problemas para lograr que la gente asistiera a misa por miedo.

Pero el incidente más aterrador ocurrió en 2008, cuando un hombre armado accedió a los terrenos de la iglesia. El hombre fue asesinado a tiros por la policía en los mismos escalones de la catedral que aparecieron en la película.

El hombre que creó ‘The Omen’ advirtió a todos que la película sería maldecida

Robert «Bob» Munger era cristiano y ejecutivo de publicidad que pensaba que una película sobre el Anticristo sería una buena idea, así que la lanzó a un estudio. Sabiendo que tanto “La semilla del diablo” como “El exorcista” habían tenido un gran éxito, el productor Harvey Bernhard accedió a producirla.

Pero luego Munger cambió de opinión y advirtió a todos que la película sería maldita. Incluso así Bernhard siguió adelante con el proyecto, pero a medida que comenzaron a ocurrir los extraños incidentes, comenzó a usar una cruz mientras asistía a la filmación.

La desaparición profesional del actor Damien Harvey

Muchos niños deciden no continuar con la carrera de actor, pero ¿la desaparición profesional de Harvey Stephens debido a la maldición? Después de aparecer en una película para televisión en 1980, no volvió a interpretar ningún papel en el cine hasta el remake de La profecía en 2006.

De hecho, el productor del documental de The Omen contrató a un investigador privado para que lo encontrara para hacerle una entrevista, pero fue imposible.

La maldición de los Óscars

Pero Harvey Stephens no ha sido el único en ser afectado por la maldición de La profecía. En 1977 el compositor Jerry Goldsmith recibió el premio a la mejore banda sonora por su composición en The Omen, y nominado a la mejor canción por “Ave Satani”. Curiosamente, únicamente las canciones en ingles podían optar por la nominación, y el “Ave Satani”, que no era una canción, estaba cantada en latín.

Dejando aparte esta curiosidad, después de La profecía Goldsmith fue nominado 18 veces a lo largo de su carrera, siendo el compositor con mas nominaciones de la historia. Pero inexplicablemente, no logro hacerse con ninguna estatuilla más, incompresiblemente por ser considerado el mejor compositor de cine de toda la historia.

El remake de 2006 también fue víctima de la maldición

A pesar de todos los rumores y la evidencia de que La profecía original fue maldecida, Hollywood decidió hacer un remake en 2006. Aunque no fue tan aterrador como la de 1977l, la producción también se encontró con sucesos extraños. Durante la filmación, el hermano del padre Brennan, interpretado por el actor Pete Postlethwaite, murió inesperadamente después de recibir tres seises en un juego de póker. 

Además, más de 4.000 metros de película que incluía una escena importante en la que Liev Schreiber encuentra la marca de nacimiento del diablo en su hijo, fue misteriosamente destruida mientras se procesaba en el laboratorio. Nadie pudo explicar lo que pasó. Incluso los cámaras de un documental que exploraba la maldición de The Omen en todas sus formas sufrieron algunos extraños, incluido fallos técnicos.

Ahora que ya sabes lo que ocurrió realmente durante la filmación de La profecía, tal vez la veas con otros ojos. Y por si deseas cantar la famosa “canción” mientras estás en la ducha, te dejamos la letra:

“Sanguis Bibimus.
Corpus Edimus.

Sanguis Bibimus.
Corpus Edimus.

Sanguis Bibimus.
Corpus Edimus.
Tolle Corpus Satani!
Ave!

Sanguis Bibimus.
Corpus Edimus.
Tolle Corpus Satani!
Ave!

Ave! Ave Versus Christus!
Ave! Ave Versus Christus!
Ave! Ave Versus…”

¿Crees que La profecía es la película más maldita de toda la historia?

loading...



Deja una respuesta

Deja un comentario