Aseguradora francesa no tendrá que cubrir compensación por una muerte tras la ‘vacuna’ Covid, ya que la víctima participó en un experimento bajo su propio riesgo

A pesar de que los médicos y las compañías de seguros reconocieron que la vacunación era la razón de la mortalidad, el seguro de vida del fallecido se negó a cubrir la muerte alegando que la víctima, un rico empresario francés, participó en un experimento bajo su propio riesgo. Una inyección experimental que resulte en fatalidad, según la corporación de seguros, equivale a un «suicidio».

La razón de esto es que las complicaciones de las inyecciones contra el Covid, según la aseguradora, son bien reconocidas. Sostienen que el fallecido participó en un experimento por su propia cuenta y riesgo, y que el Covid-19 no se considera una «enfermedad crítica» en sí misma.

El proveedor de seguros explicó su objeción a la hora de compensar a la familia señalando que el consumo de medicamentos o terapias experimentales, como las inyecciones contra el Covid, está específicamente prohibido por la póliza de seguro. Posteriormente, la familia presentó una demanda contra la compañía, que resultó infructuosa.

Supuestamente, así racionalizó el tribunal su decisión: “Se publican los efectos secundarios de la vacuna experimental y el fallecido no podía alegar no haber sabido nada al respecto cuando voluntariamente se administró la vacuna. No hay ninguna ley o mandato en Francia que lo obligue a vacunarse. Por lo tanto, su muerte es esencialmente un suicidio”. La compañía de seguros se niega a comprometerse porque el suicidio no está realmente asegurado por el contrato desde el principio.

“El tribunal reconoce la calificación del asegurador que, ante los efectos colaterales anunciados, entre ellos la muerte, considera legalmente la participación en el experimento de la fase tres, cuya probada inocuidad no se da, como asumiendo voluntariamente un riesgo fatal no cubierto por el contrato y reconocido legalmente como suicidio. La familia ha apelado. No obstante, se reconoce fundada y contractualmente justificada la defensa del asegurador, ya que este riesgo fatal de conocimiento público tiene la consideración legal de suicidio, ya que el cliente ha sido notificado y ha aceptado asumir voluntariamente el riesgo de muerte sin estar obligado ni compelido a ello.”

Los principales medios de comunicación de Francia no cubierto este incidente. Carlo Alberto Brusa, abogado de la familia, compartió el caso en las redes sociales. Lamentablemente, no se proporcionan referencias ni documentos judiciales, por lo que la legitimidad del informe no se puede validar en este momento, a pesar de las advertencias previas reconocidas por la aseguradora sobre el riesgo relacionado con los pinchazos. 

Ns2017 CrowdBunker GreatGameIndia

Visto en: Trikooba News