Parlamentarios británicos ya presentan cartas de desconfianza en Truss por temor a que «colapse la economía»

Por RT

La noticia sobre los movimientos que podrían desembocar en una moción de censura llega en medio de la caída de la libra esterlina.

Parlamentarios del Reino Unido ya han comenzado a presentar cartas de desconfianza en el Gobierno de la primera ministra Liz Truss, que podría desembocar en una moción de censura, informa Sky News citando a un legislador.

El medio de comunicación asegura que su fuente es un parlamentario conservador que estuvo al frente de un ministerio durante el mandato de Boris Johnson. «Liz está jodida», dijo el legislador, señalando que la primera ministra «está enfrentando» a los mercados y al Banco de Inglaterra.

Además, el político acusó a Truss, al canciller de Hacienda, Kwasi Kwarteng, y a otros miembros del Gobierno de estar «jugando a una economía de nivel A con la vida de las personas». «No se puede tener la política monetaria y la política fiscal en desacuerdo, algo tiene que ceder«, añadió.

«Están luchando entre sí»

También reveló que en el Parlamento ya están en marcha los movimientos que podrían desencadenar un voto de censura contra Truss, quien llegó al poder a principios de septiembre tras ganar las elecciones del Partido Conservador británico.

«Ya están enviando cartas, debido a que creen que ella colapsará la economía«, comentó. «La política fiscal del Ejecutivo es opuesta a la política monetaria del Banco de Inglaterra, por lo que están luchando entre sí», apuntó.

Este lunes, la libra esterlina se desplomó casi un 5 % respecto al valor registrado el 23 de septiembre y llegó a cotizarse en 1,035 dólares, el nivel más bajo en 37 años y la devaluación de esta jornada ocurrió después de que Kwarteng prometiera seguir adelante con más recortes fiscales.

Las medidas anunciadas por el canciller de Hacienda británico implican un enorme endeudamiento por parte del Gobierno, y el mercado no tardó en reaccionar. Se espera que Londres gaste 150.000 millones de libras esterlinas en subvencionar los costes energéticos de los consumidores y las empresas.