Agenda 2030: Gobierno holandés incautará 600 granjas, alegando que el nitrógeno es un contaminante

Traducido de NaturalNews.com por TierraPura.org

Otra ronda de protestas de agricultores podría estar en camino pronto en los Países Bajos luego del anuncio de que hasta 600 granjas en todo el país podrían ser incautadas por “contaminar” el medio ambiente con nitrógeno.

El exviceprimer ministro Johan Remkes dice que planea seguir el consejo del mediador del gobierno para satisfacer las demandas de nitrógeno de la Unión Europea (UE), que quiere eliminar gradualmente el uso de nitrógeno, calificándolo de “contaminante”.

En respuesta, el líder de la Fuerza de Defensa de los Agricultores, Mark Van den Oever, dice que él y otros tomarán las calles en oposición a los nuevos estándares, que califican injustamente al nitrógeno en algo dañino cuando en realidad es solo un agente fertilizante común que las plantas usan para crecer y prosperar.

La afirmación del gobierno holandés es que el nitrógeno está dañando áreas ambientales sensibles ubicadas cerca de grandes emisores de nitrógeno. Esas granjas, dicen los funcionarios, deben ser reubicadas lejos de los lugares protegidos.

Van den Oever argumenta que esta afirmación es “completamente incorrecta” y que el nitrógeno nunca se consideró un contaminante hasta hace muy poco, cuando de repente comenzó a asumir la culpa del “calentamiento global”.

Si Remkes continúa con el esquema de la UE, Oever dice que los agricultores de la nación “volverán a dar gasolina a la antigua, cuenten con eso”, refiriéndose al movimiento generalizado de tractores en todo el estado europeo.

¿Ganarán los agricultores holandeses la lucha contra el globalismo “verde”?

Prácticamente todas las preocupaciones de los agricultores en medio de este conflicto han sido completamente ignoradas, lamentó el líder de la Fuerza de Defensa de los Agricultores. Afirma que el gobierno globalista del primer ministro Mark Rutte “impone demasiado a las empresas”.

Los intentos de obligar a los agricultores a desarraigar sus granjas y reubicarse, si es que pueden encontrar un lugar para reubicarse, es una “línea roja”, agregó el portavoz de la organización, Sieta van Keimpema.

Mientras tanto, Remkes defiende sus propuestas, aunque admite que tienen un costo.

Él dice que bajo la llamada agenda “verde” de la UE, “los Países Bajos estarán encerrados porque será legalmente casi imposible emitir permisos. Ni para casas, ni para fincas, ni para caminos”.

“Escribo esto con el corazón apesadumbrado, pero no veo otra manera”, dijo Remkes. “No espero que el sector agrícola esté contento con este informe”.

En julio, las protestas de los agricultores holandeses, como se les llamó, vieron tractores converger en las principales ciudades de los Países Bajos para hacer oír sus voces. Muchos de ellos arrojaron estiércol frente a edificios gubernamentales a lo largo de las carreteras en protesta por la agenda anti-nitrógeno.

Rutte había anunciado en ese momento que para 2030, los Países Bajos verán un 50 por ciento menos de emisiones de nitrógeno debido a los cierres y reubicaciones forzadas de granjas. Esto se alinea con el esquema Natura 2000 de la UE, que requiere que todos los estados miembros de la UE eliminen la industria, incluida la agricultura, de áreas consideradas de importancia ecológica.

Algunas granjas tendrían que reducir las emisiones hasta en un 95 por ciento para cumplir con ese estándar, lo que básicamente las obligaría a cerrar. También tendrá que irse hasta el 30 por ciento de todo el ganado, lo que privará al país de sustento.

La comentarista política holandesa Eva Vlaardingerbroek dice que su país está siendo utilizado como campo de pruebas para el concepto del “Gran Reinicio” del Foro Económico Mundial (FEM).

“Todas estas políticas están fuera de esas instituciones y se están implementando primero en nuestro país, somos una especie de país piloto junto con Canadá para esta agenda”, dijo.

Vlaardingerbroek agregó que los planes de confiscación de tierras de su gobierno en realidad tienen más que ver con la creación de nuevas viviendas para “migrantes” que con salvar al país del llamado “cambio climático”.