Reuters quiere despoblación global para lograr la «Justicia Climática»: Dice que hay demasiadas personas vivas

Fuente: https://www.naturalnews.com/2022-11-16-reuters-depopulation-climate-justice-too-many-alive.html

Artículo base: https://newsbusters.org/blogs/business/joseph-vazquez/2022/11/15/population-bomb-reuters-cries-overpopulation-making

Traducción y corrección de la traducción: El Blog de Skiper

(Artículo de Reuters):

https://www.reuters.com/world/climate-justice-gets-harder-world-population-passes-8-billion-2022-11-15/

Los medios de comunicación controlados por corporaciones informan que la población mundial total ahora ha superado los ocho mil millones de personas, ahora Reuters dice que son demasiadas  personas para mantener la «justicia climática».

Para detener el «calentamiento global» y el «cambio climático», afirma Gloria Dickie, muchas de estas personas, pero ella no, por supuesto, deben morir para que el clima pueda sanar. Si no se logra la despoblación, según Dickie, habrá “más dificultades” para “las regiones que ya enfrentan escasez de recursos debido al cambio climático”. 

La filosofía de Dickie es defendida nada menos que por el eco-extremista Dr. Paul Ehrlich, quien escribió un libro llamado “La bomba demográfica” que básicamente promueve el genocidio masivo como la cura para el cambio climático. Tenga en cuenta que el libro de Ehrlich se publicó por primera vez en 1968. Incluso en ese momento, los extremistas climáticos se asustaban a sí mismos y a otros haciéndoles creer que el mundo está superpoblado y que necesita ser sacrificado.

Dickie en realidad cita «La bomba de la población», escribiendo que el rápido crecimiento de la población combinado con el cambio climático «probablemente provoque una migración masiva y conflictos en las próximas décadas».

La revista Smithsonian dice que la propaganda contra el crecimiento de la población del Dr. Paul Ehrlich dio como resultado «abusos de los derechos humanos en todo el mundo». Si alguna vez ha visto o escuchado el término «migrantes climáticos» en lugar de inmigrantes ilegales o extranjeros ilegales, debe agradecérselo a personas como Ehrlich y Dickie, ya que están perpetuando la falsa noción de que los inmigrantes ilegales están inundando los Estados Unidos debido al «clima» en vez de citar que la situación en sus países de origen es degradante.

“La propaganda de Reuters sonaba como una escena de Inferno (2016), del director de Hollywood Ron Howard, cuando el antagonista Bertrand Zobrist arremetió contra la sobrepoblación en una conferencia similar a TED Talk”, escribe Joseph Vazquez para Newsbusters. «Por casualidad, Zobrist fue retratado intimidando a los asistentes sobre la población del planeta que se acerca a los ‘8 mil millones ahora».

Otra cosa que vale la pena mencionar es que en «La bomba demográfica», Ehrlich predijo que el mundo estaría tan sobrepoblado que eventualmente colapsaría… en la década de 1970. Obviamente eso nunca sucedió, lo que convierte al libro de Ehrlich en una obra de ficción.

Que alguien todavía lo esté citando dice mucho sobre la devoción del culto climático, que continúa repitiendo sus principios y falsos mantras como una verdad científica. Las hambrunas inducidas por el clima prometidas por Ehrlich que llevarían a «cientos de millones de personas» a morir de hambre nunca se materializaron, obviamente. Ehrlich también predijo que los niños nacidos en los años 70 y más allá “heredarán un mundo totalmente diferente, un mundo en el que los estándares, la política y la economía de los años 60 [sic] están muertos”.

Hubo un medio de comunicación, la revista Smithsonian, que se atrevió a llamar loco a Ehrlich por sus tonterías. Un artículo publicado allí explicaba que la propaganda contra el crecimiento de la población de Ehrlich “impulsó una… cruzada que condujo a abusos contra los derechos humanos en todo el mundo”. «¿Es un agujero en la memoria de Reuters este hecho de cuando decidió publicar un artículo que se hacía eco del alarmismo de Ehrlich?» pregunta Vázquez.

“Por supuesto, Reuters no intentó distanciarse de Ehrlich. De hecho, el medio ni siquiera mencionó a Ehrlich en el artículo. De hecho, Reuters pareció canalizar a Ehrlich y crear su propia versión diluida de ‘La bomba demográfica”.

En esa versión suavizada, Gloria Dickie de Reuters sostiene que los legisladores deben tomar medidas drásticas para evitar que la naturaleza sea consumida en exceso, ya que las personas “compiten con la vida silvestre por el agua, la comida y el espacio”.

En su opinión, los legisladores pueden impulsar y promulgar proyectos de ley contra el crecimiento de la población, incluidos los mandatos que conducen a un «cambio en los patrones de consumo«. Es “La bomba de la población” una y otra vez utilizando las mismas tácticas de miedo cansadas que nunca, por supuesto, llegan a buen término.