Por RT

La creciente preocupación de sus aliados, llevó al mandatario a admitir que se encuentra “en un momento difícil”.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y su equipo directivo aceptaron este miércoles un “desolador” ultimátum de varios sectores del Partico Demócrata: demostrar rápidamente su aptitud para el cargo o enfrentarse a un importante esfuerzo para obligarle a retirar su candidatura, recoge The Washington Post.

Dos personas familiarizadas con el asunto aseguraron para el diario que la creciente preocupación de los principales donantes y estrategas del partido, incluidos algunos de sus propios asesores, llevó al mandatario a admitir ante sus aliados en los últimos días que se encuentra “en un momento difícil” y que tiene que demostrar a los votantes que está preparado para el cargo.

Después de tardar seis días en abordar directamente su mal desempeño en el debate electoral contra el republicano Donald Trump, ahora Biden ha empezado a llamar a los principales líderes del Congreso, programar entrevistas y eventos de campaña durante el próximo fin de semana que “serán objeto de minucioso escrutinio”.

Sin embargo, no es tan fácil como parece, pues altos estrategas demócratas aseguran que incluso una actuación “impecable” durante la próxima semana podría no salvar a Biden “si aparecen grietas significativas” en las encuestas públicas e internas.

Varios aliados de larga data de Biden han descrito una frustración continua sobre la respuesta política, especialmente después del debate, y una convicción creciente de que es necesario hacer un cambio. Incluso quienes todavía sostienen que el mandatario sigue siendo el mejor candidato, admitieron haber perdido terreno en los últimos días.

Sin embargo, anteriormente durante una conferencia con todo el personal de campaña, Biden y la vicepresidenta Kamala Harris aseguraron que el mandatario no va a abandonar la carrera electoral, aunque reconocieron las dificultades que está sufriendo su campaña. “Me presento. Soy el candidato del Partido Demócrata. Nadie me está expulsando. No me voy”, afirmó.

La incertidumbre sobre el futuro electoral del presidente Joe Biden, generada por su actuación fallida en el debate contra Donald Trump la semana pasada, se ve agravada por informaciones contradictorias sobre los pasos que dio el mandatario.

Así, The New York Times informó este miércoles que el presidente “Biden dijo a un aliado que está sopesando si continuar en la carrera electoral”.

Por su parte, la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, desmintió esta información y afirmó que Biden le había asegurado que no les mencionó a sus asociados que lo estuviera considerando.

“El presidente dijo que no, que es falso en absoluto. Esto viene directamente del presidente”, declaró la vocera, precisando que había hablado con el mandatario sobre el reporte justamente antes de la sesión informativa.

Tras el debate del jueves, en el que Biden se mostró vacilante y desconcentrado, el precandidato demócrata ahora es consciente de que podría no salvar su candidatura si no convence al público en los próximos días de que está apto para el cargo, aclara NYT citando a un aliado de Biden, quien se refirió a una entrevista con ABC News programada para el viernes y eventos de campaña en Pensilvania y Wisconsin.

“Él sabe que si tiene dos eventos más como este, estaremos en un lugar diferente“, dijo al medio el aliado, hablando en condición de anonimato.

“Nadie me está expulsando. No me voy”

Biden y la vicepresidenta Kamala Harris protagonizaron una conferencia con todo el personal de campaña en la tarde del miércoles, en la que el mandatario aseguró que no va a dejar la carrera, informa CBS News citando fuentes al tanto de la comunicación.

El gobernante reconoció las dificultades que está sufriendo tras el debate, pero dio a entender que mantiene firme su intención de combatir a Trump en los comicios de noviembre.

“Permítanme decirlo lo más claramente posible y de la forma más sencilla y directa que pueda: me presento. Soy el candidato del Partido Demócrata. Nadie me está expulsando. No me voy“, declaró el presidente de acuerdo con la fuente.

Reparando las brechas 

El mandatario habló este miércoles con aliados demócratas cruciales, incluidos el líder de mayoría en el Senado, Chuck Schumer, la expresidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el congresista Jim Clyburn. La jornada anterior también se comunicó con el líder de minoría de la Cámara de Representantes, Hakeem Jeffries, y el senador de Delaware Chris Coons.

Asimismo, la Casa Blanca confirmó que el miércoles se llevaría a cabo una reunión del presidente con gobernadores demócratas.

Los contactos tienen lugar en medio de signos de que el apoyo demócrata a la candidatura de Biden ha empezado a desmoronarse.

El martes, el congresista demócrata de Texas Lloyd Doggett fue el primero en declarar que el presidente debía salir de la campaña.

Para el miércoles, 25 miembros demócratas de la Cámara de Representantes estaban planeando pedir a Biden que se aparte de la carrera presidencial si se siente inestable en los próximos días, según fuentes congresistas de Reuters y CBS News.

Un sondeo de Reuters/Ipsos mostró, el martes, que 1 de cada 3 demócratas cree que Biden debería abandonar la contienda electoral.

Asimismo, se ha debilitado el apoyo a Biden entre donantes demócratas, algunos de los cuales han instado al presidente a que se retire.

“No es una excusa, sino una explicación”

Mientras la mala actuación en el debate del jueves ha generado nuevas discusiones sobre el estado de salud mental del presidente más longevo de EE.UU. y la aptitud del político de 81 años para reelegirse, la campaña demócrata y la Casa Blanca han atribuido el fracaso al frío y el agotamiento tras viajes internacionales. “Es el desfase horario y también el frío“, comentó Karine Jean-Pierre en la rueda de prensa del miércoles.

Hablando en un evento para recolectar fondos el martes, el propio mandatario indicó que “no fue muy inteligente” al “viajar alrededor del mundo un par de veces” antes del debate.

“No escuché a mi equipo… y casi me dormí en el escenario“, dijo, señalando: “No es una excusa, sino una explicación”.

Biden no se encontraba fuera de EE.UU. desde el 14 de junio y pasó una semana completa en Camp David, desde el 20 de junio, preparándose para el debate antes de partir hacia Atlanta en la mañana del 27.

Deja una respuesta

Comentarios

No hay comentarios aún. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja un comentario