Planificado previamente: Semanas antes de que apareciera el covid en EEUU el congreso redefinió la palabra «vacuna» para incluir las inyecciones de ARNm

Fuente: https://www.naturalnews.com/2021-11-01-corruption-covid-congress-redefined-vaccine-mrna-injections.html

Traducción, corrección de la traducción y subrayado del texto relevante:  El Blog de Skiper

Hasta diciembre de 2019, la definición oficial del gobierno para la palabra «vacuna» no incluía la tecnología de ARNm (ARN mensajero) que ahora se inyecta en el cuerpo de las personas para el coronavirus de Wuhan (Covid-19). Eso cambió, sin embargo, pocas semanas antes de que aparecieran los primeros «casos» del virus chino en suelo estadounidense.

Justo a tiempo para la «Operación Warp Speed«, el Congreso de los Estados Unidos redefinió silenciosamente la palabra «vacuna» para incluir las inyecciones de drogas que pronto darían a conocer Pfizer-BioNTech y Moderna, casi como si supieran con mucha anticipación que se avecinaba una plandemia.

Justo antes del cambio de año en 2020, el gobierno federal firmó un contrato con Moderna que se refería específicamente a la vacuna de la compañía como una «vacuna de ARNm contra el coronavirus» que fue «desarrollada y de propiedad conjunta» tanto por Moderna como por Gobierno federal.

Ese mismo mes, el Congreso cambió la definición de “producto biológico” en las leyes federales que pertenecen al etiquetado de vacunas, autorización de uso de emergencia (EUA) y su aprobación. Ahora, el gobierno federal considera las actuales vacunas como «productos biológicos», lo que no era el caso antes de eso.

“Un resumen básico es el siguiente: sin el cambio de diciembre de 2019 a la ley de EE.UU. que define ‘producto biológico’, es posible que se hubiese requerido que las vacunas de ARNm COVID-19 estén etiquetadas como algo diferente a una vacuna”, informó LifeSiteNews sobre el cambio.

«Dicho de manera ligeramente diferente, la definición del gobierno federal de los EE.UU. de ‘producto biológico’ que se usó hasta unas pocas semanas antes del brote informado de COVID-19 podría haber prohibido que los productos de ARNm de COVID-19 se etiquetasen como vacunas«.

Los mandatos habrían sido mucho más difíciles si los venenos de ARNm no se hubieran redefinido como «vacunas». Dado que la tecnología de ARNm nunca se había insertado previamente en humanos antes del advenimiento de la gripe Fauci, habría sido mucho más difícil para los gobiernos tratar de imponer inyecciones misteriosas al público como condición para permanecer con un trabajo o participar en la sociedad.

Tenga en cuenta también que cada experimento de ARNm en animales que se realizó antes de que la gripe china ingresara desde la etapa izquierda resultó en una muerte masiva mucho más allá de la causada por las vacunas convencionales.

Si la verdad sobre todo esto se hubiera divulgado públicamente de buena fe, es probable que la mayor parte de Estados Unidos, independientemente de su afiliación política, simplemente hubiera dicho que no a estas drogas experimentales. Sin embargo, debido a que una vez más hicieron de esto una cosa de la izquierda contra derecha, además de redefinir lo que es incluso una “vacuna”, ahora estamos atrapados en este enigma actual.

Otra cosa que vale la pena señalar es que el Congreso eliminó las palabras «excepto cualquier polipéptido sintetizado químicamente» de la definición de «producto biológico». Esto allanó aún más el camino para que los participantes en la Operation Warp Speed ​​pusieran en marcha terapias genéticas experimentales elaboradas a partir de estos nuevos conceptos y las llamaran «vacunas», cuando eso nunca se habría permitido según la antigua definición.

“La importancia de este cambio es que las vacunas de ARNm COVID-19 sintetizan químicamente la proteína ‘Spike’ (también conocida como la proteína ‘S’) del SARS-CoV-2”, agregó LifeSiteNews .

“Por lo tanto, la redacción de la definición anterior de ‘producto biológico’ parece sugerir que las ‘vacunas’ de ARNm de COVID-19 no podían etiquetarse legalmente como vacunas. Eso sería un problema importante para los funcionarios de salud pública y los fabricantes de ‘vacunas’ «.

Parece que el Congreso sabía mucho antes de la plandemia que las sustancias de ARNm sintetizadas químicamente tendrían que redefinirse como “vacunas” para que el gobierno las ordenara como tales, esa es la esencia de todo esto.

“También vale la pena repetir que el gobierno federal de EE.UU. posee parcialmente una vacuna de ARNm COVID-19 y, poco antes de su imposición a los estadounidenses, el gobierno federal de los EE.UU. aparentemente se aseguró de que las vacunas de ARNm de COVID-19 fueran legales”, explicó LifeSiteNews.

Se pueden encontrar más noticias relacionadas sobre la criminalidad en el gobierno en Corruption.news.